Novedades


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates

Posicionamiento en relación a los paros convocados en el sector de las Artes Gráficas (octubre - noviembre 2017)

A todos los trabajadores y trabajadoras de Artes Gráficas y al resto de la clase obrera

 

          Los trabajadores del sector de Artes Gráficas, igual que el resto de la clase obrera, venimos sufriendo desde hace ya algunos años una rebaja continuada de nuestras condiciones de trabajo. Los más jóvenes de los que trabajamos en el sector ya hemos llegado directamente con las condiciones sustancialmente rebajadas.

             Los contratos temporales, por ETT, becarios, etc., son el pan de cada día para todos nosotros, las bolsas de horas u horarios alargados o reducidos según lo quieran las empresas en cada momento también (la famosa jornada irregular). Y todo ello aliñado con los raquíticos salarios que establece el convenio que nos rige.

          Todo esto estaba ya al orden del día antes de que se empezara a negociar el actual convenio y obviamente lo sigue estando a día de hoy. Por todo ello, no nos faltan razones para secundar los paros del 25 y 26 de octubre y 7 y 8 de noviembre y los demás paros que eventualmente se convoquen. Los secundamos y animamos a secundarlos. Sin embargo creemos importante aclarar algunas cosas.

 ¿Quién negocia este convenio?

            Los “sindicatos” que negocian este convenio están subvencionados por el Estado y en ocasiones directamente por las Empresas (extracto del BOE 196/12):

 

No tenemos ninguna duda de que hay muchos militantes y afiliados honestos en estas organizaciones pero no tenemos ninguna duda tampoco de que el aparato como tal y su dirección en particular sirven a los intereses de la Patronal, y hemos visto ya demasiadas veces como se dedican a torpedear las huelgas, a traicionar a los trabajadores que deciden emprender la lucha y a hacer frente común con la empresa para defender sus intereses. Debemos tener mucho cuidado con las maniobras de los “sindicatos” subvencionados que intentarán boicotear una lucha de verdad o que intentarán utilizar la lucha para llegar a cualquier “acuerdo” a costa de nuestras condiciones.

 

¿Qué reivindicaciones plantean los convocantes de los paros?

 

Más allá de algunas reivindicaciones que apoyamos pero que consideramos del todo insuficientes (planes de igualdad y contra el acoso, igual trato de matrimonio y pareja de hecho y eliminación de la prioridad de elección de vacaciones por antigüedad), debemos alertar sobre dos hechos importantes que resaltan de la tabla reivindicativa con la que se han planteado los paros: por un lado se establece una horquilla de entre el 1,8 y el 3% de subida salarial, en lugar de plantearse subidas lineales (que tiendan a reducir, y no a aumentar, la diferencia entre los que cobran más y los que cobran menos) de cuantías específicas y superiores al IPC, y por el otro se pretende luchar por “cláusulas de revisión salarial”, sin especificar deliberadamente a qué cantidades se están refiriendo los convocantes. Finalmente se plantea que se acuerde la ultraactividad indefinida del convenio, es decir, que la vigencia del convenio se alargue indefinidamente más allá de su vencimiento hasta que no se pacte otro, o sea, algo a lo que la jurisprudencia a la práctica ya viene obligando y que no soluciona realmente nuestros problemas. Constatamos pues que, más allá de la apariencia, se nos moviliza a toque de corneta por una tabla reivindicativa raquítica, que dista mucho de nuestras necesidades reales.

 

¿Qué “convenio” necesitamos?

 

· No podemos permitir que en el Convenio se autorice a imponernos sanciones. 

·  No podemos permitir un Convenio que contenga “comisiones paritarias”, es decir, órganos con participación empresarial para garantizar el interés de la empresa. 

·  No podemos permitir un Convenio que siga manteniendo la contratación temporal.  

·    No podemos permitir ninguna rebaja a nuestras ya rebajadas condiciones.

  

Las condiciones legalmente mínimas de trabajo de un sector se rigen por el convenio del mismo, por el convenio de la empresa si existe y en todo caso por las leyes aplicables (el Estatuto de los Trabajadores, etc.). Por todo ello es lógico que la Patronal intente que las condiciones del convenio sean lo más bajas posible y también es lógico y necesario que los trabajadores nos opongamos a esta rebaja. Sin embargo, debemos saber también que un convenio es a su vez un seguro de vida para la Patronal, porque implica el compromiso de no modificar las condiciones acordadas durante su vigencia. Por ello, es mejor no tener ningún convenio que tener un mal convenio que nos ate las manos en nuestras reivindicaciones y que le sirva a la Empresa para imponernos las condiciones que quiera.

 

¿Cómo podemos lograrlo?

 

Las condiciones del sector son un reflejo de las condiciones imperantes en los centros y no al revés. Si en la práctica hacen con nosotros lo que quieren, sobre el papel (en el convenio) van a poder imponer también lo que quieran.  

Por esto, cualquier lucha por las condiciones generales tiene que estar enraizada en una lucha contra todo abuso y atropello en los centros de trabajo. Por esto es muy importante que cultivemos la solidaridad y el compañerismo a ultranza en los centros de trabajo (y por encima de los centros de trabajo, empresas y sectores). 

Secundamos los días de paro convocados, sin embargo si realmente queremos mejorar nuestras condiciones debemos organizarnos con los planteamientos del sindicalismo de clase, extendiendo la solidaridad y el compañerismo a ultranza, enfrentando cada abuso, cada sanción, cada despido en cada uno de los centros de trabajo, tejiendo la red de solidaridad que es el único medio con el que podemos llegar a enfrentarnos al despotismo y a la prepotencia de la Patronal. 

 

¡FUERA ETT'S Y SUBCONTRATAS: TODOS A FIJOS DE LA EMPRESA PRINCIPAL!

 

¡BASTA DE ABUSOS CON LOS HORARIOS, SALARIOS Y CONDICIONES!

 

SUT , Powered by Joomla! and designed by SiteGround web hosting