Novedades


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates

La quiebra de un proyecto con más de 20.000 afectados.

Carlos Sotos Pulido, ex presidente de IGS y ex gerente de la cooperativa PSV, encabezó un proyecto que llegó a contar con cerca de 20.000 cooperativistas que aportaron unos 38.000 millones de pesetas. El retraso en la construcción de viviendas provocó desde 1992 el malestar de miles de socios. Ese malestar culminó en un escándalo mayúsculo que desencadenó la suspensión de pagos de la cooperativa PSV y su gestora IGS en diciembre de 1993 con un pasivo de 200.000 millones. El sindicato UGT se vio obligado a hacerse cargo del proyecto, del que formalmente sólo tenía el 47% de las acciones. Los créditos oficiales evitaron in extremis la quiebra del proyecto. (...)

En noviembre de 1994, tras cinco meses de cárcel, Sotos decidió explicar y explicó ante el juez que los dirigentes de UGT estaban al tanto de las operaciones que se hacían en el grupo, impulsándolas en algunos casos. Sotos habló de los problemas financieros del sindicato derivados de los procesos electorales y de los apoyos que las finanzas de la organización recibieron de IGS-PSV, como la adquisición de empresas con pérdidas (UNIAL, Tipografía Torreblanca,...).

Habló también de que Nicolás Redondo, que dejó la secretaría general de UGT marcado por el escándalo, conocía hechos como las 110.000 pesetas que recibían las arcas del sindicato por cada socio captado. Los ugetistas rechazaron las acusaciones.

El País, 27/07/95

SUT , Powered by Joomla! and designed by SiteGround web hosting