Novedades


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates

Luchas

 

 

A la sección sindical de CNT-AIT de UDON,

 

  

 

Hemos recibido un comunicado de CNT dirigido a nosotros (adjuntado más abajo) en el que nos explicáis que habéis convocado una serie de paros los viernes a partir del día 29 de enero de 2016 en los centros de Barcelona de la empresa UDON.

Tenemos que transmitiros lo siguiente al respecto:

 

1.-En primer lugar y para que no haya dudas, nuestros compañeros y compañeras no trabajarán los días en que habéis convocado paros.

2.- En segundo lugar, nos sorprende que nos pidáis a nosotros y al resto de trabajadores que no trabajemos para que vuestros afiliados tengan derecho a la opción de readmisión en caso de despido improcedente y para que vuestra sección sindical pueda firmar convenios de empresa y negociar despidos colectivos así como que vuestra delegada tenga todas las garantías del artículo 10.3 de la LOLS, que no son otras que las de los famosos comités de empresa (prioridad de permanencia, horas sindicales, etc.). 

3.- Constatamos que en el comunicado de CNT de cara al exterior (enlace más abajo) se os ha olvidado poner el último punto de vuestra tabla reivindicativa: “todos los militante de CNT despedidos por la empresa de manera improcedente tendrán derecho de optar a la reincorporación al puesto de trabajo”. ¿Por qué no lo decís abiertamente y así todos sabremos que se nos llama a la huelga para que los afiliados a CNT tengan privilegios sobre los demás? Nosotros hemos reivindicado el derecho del trabajador a elegir la reincorporación en caso de despido improcedente en muchas ocasiones pero nunca se nos ha pasado por la cabeza restringirlo sólo a los afiliados a un sindicato.

4.- Constatamos también que en la propaganda de cara a al exterior se os ha olvidado poner que la mitad de la tabla reivindicativa consiste en pedir para la sección sindical de CNT las atribuciones de un Comité de Empresa:  “Reconocimiento total y consecuente de la sección sindical de la CNT-AIT en UDON Barcelona Este hecho implica que se aplique lo dispuesto en el artículo 10.3 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS)”, “Negociar convenios colectivos de empresa o de ámbito inferior a ella con representación de nuestra sección sindical.”, etc.. ¿Por qué no lo decís abiertamente y así todos sabremos que se nos llama a la huelga para que en vez de un Comité elegido por todos haya un Comité auto-designado por la CNT?

 

Nosotros no consideramos que se pueda sacar nada de provecho de los Comités como órganos por sí mismos y, de hecho, en UDON en particular, conseguimos anular el intento de UGT y la Empresa de montar un Comité. Pero, a fin de cuentas, los integrantes de los Comités son siempre asalariados (lo cual no sucede en el Parlamento que es un órgano interclasista) y los eligen los propios trabajadores y son revocables siempre que lo promueva un tercio de la plantilla y lo decida la mayoría.  Por otro lado, estamos igualmente convencidos de que son un arma demasiado fuerte contra los trabajadores si están en manos de vendidos como para no intentar desalojarlos de allí y poner en su sitio a compañeros que no traicionen al resto. Por esto, nos presentamos en determinados casos con el objetivo de evitar que estén copados por elementos dispuestos a vendernos a todos. Desde nuestro punto de vista, los Comités tienen demasiadas atribuciones y demasiadas “garantías” que facilitan que acaben siendo instrumentos de la Empresa. Por esto, cuando se presenta una lista de SUT, los compañeros firman el compromiso adjuntado más abajo en el que renuncian anticipadamente a parte de las atribuciones de los Comités y condicionan el resto a su uso estrictamente sindical.

Pero vosotros pedís TODAS las atribuciones de los Comités para vuestra sección sindical. Por lo que está claro que lo que no os gusta de los Comités no son sus atribuciones, sino el hecho de que os deberían elegir el conjunto de los trabajadores, que sería por 4 años y que se os podría revocar. Recomendamos a todos leer el artículo 10.3 de la LOLS y el artículo 68 del ET para entender la magnitud de la tragedia. A nosotros nos parece una posición totalmente insostenible y una falta de honestidad con los trabajadores a los que llamáis a la huelga.

5.- En julio de 2013 nuestra sección convocó dos días de paro para poder realizar protestas contra las represiones anti-sindicales y para reclamar la tabla reivindicativa que intentamos llevar adelante desde el inicio. En aquel momento, acumulábamos en nuestras espaldas 8 despidos anti-sindicales (de los que conseguimos anular 7) y acababan de despedir a una trabajadora por el mero hecho de intentar contactar con el sindicato. Nuestros compañeros llevaban en sus espaldas, además de los despidos, 9 sanciones muy graves con sus correspondientes suspensiones de empleo y sueldo. Y la tabla reivindicativa que defendíamos y que defendemos era para todos los trabajadores, no sólo para nuestros afiliados.

Las actuales integrantes de la sección sindical de CNT miraron para otro lado y trabajaron aquellos dos días aunque una de nuestras compañeras despedidas y readmitida trabajaba y trabaja en su centro de trabajo. Nosotros, como hemos adelantado, no vamos a hacer lo mismo y si hay un paro convocado no vamos a trabajar.

No sólo esto sino que cuando las actuales integrantes de la sección sindical de CNT hablaron por primera vez con nosotros, les planteamos que el camino era organizar una huelga en condiciones, reclamar una tabla reivindicativa completa y para todos los trabajadores. Algunas cosas se habían conseguido ya, como los dos días de descanso semanal, pero quedan más y queda que todos los centros tengan estas condiciones. Pero resulta que las actuales integrantes de la sección sindical de CNT y en especial su delegada, nos dijeron que la Empresa estaba quemada con el SUT y que ellas querían negociar; les pareció que las reivindicaciones para todos y la reclamación de que la Empresa quitara todas las sanciones y despidos anti-sindicales serían un lastre para conseguir su objetivo: cobrar los “objetivos” (retribución variable en función de la facturación que marque la empresa).

Recordamos bien la defensa que hizo la actual delegada de CNT en relación al mantenimiento de los “objetivos” que ahora aparecen en la tabla reivindicativa (cuando la mayoría de centros no llegan habitualmente a los límites de facturación fijados por la Empresa, excepto en los centros comerciales, y la mayoría de compañeros de cocina ni siquiera lo tienen en el contrato…) y cómo les explicamos que el sindicalismo de clase no puede reivindicar esta forma de fomento del servilismo con los clientes, del sometimiento a la productividad y de competencia entre los trabajadores. Los llamados “objetivos” tienen que consolidarse como un fijo en el salario y, si no son fijos, sino variables, por más “colectivos” que se les quiera llamar siguen siendo la misma trampa para los trabajadores.

6.- Decís en vuestro comunicado oficial que la decisión de convocar la huelga no la tomó solo la sección sindical y sabéis que esto no es así. Además, ocultáis una parte de vuestra tabla reivindicativa real: los privilegios especiales para los afiliados a CNT y su delegada sindical. A nosotros nos parece que esta manera de hacer sindicalismo es más bien lo contrario del sindicalismo. Apeláis a la solidaridad pero la base de la solidaridad es la confianza y nosotros no podemos confiar en quien ha tenido la actuación previa que habéis tenido vosotras.

7.- Por último, aunque no podemos tener una objeción de principio o en términos absolutos a la convocatoria de un paro de un día o de paros intermitentes, como os explicamos mucho antes de que tomarais esta decisión unilateral, tienen muchos inconvenientes y nuestra valoración era y es, en UDON, que se debe hacer un trabajo de clarificación entre los trabajadores antes de iniciar una actuación reivindicativa (la tabla reivindicativa que proponéis es irrisoria en cuanto a las condiciones que nos afectan a todos y a las irregularidades que comete la Empresa) y que entonces ésta debe consistir en una huelga indefinida de verdad que realmente se ponga en condiciones de conseguir lo que se dice querer conseguir.

 

Sección sindical de SUT en UDON

 

 

 

 

 

En el colegio de especialistas y no cualificados el resultado de las elecciones ha sido de 5 miembros del comité de CCOO y 3 miembros de SUT. En el colegio de administrativos CCOO ha sacado 2 representantes y UGT ha sacado 3.

 

Hacemos una valoración positiva del resultado de la candidatura de SUT aunque evidentemente podría ser mejor dado que CCOO sigue manteniendo la mayoría del comité. 

 

En este resultado han influido la inercia, el chantaje en base a las demandas puestas y la cantidad de plantilla despedida, que han permitido mantener a flote en parte al aparato subvencionado.

 

Lo que se ha roto de todas formas es la posición que les ha dado la posibilidad de traicionar y sabotear las luchas y los intereses de los trabajadores y al mismo tiempo presentarse como los únicos que podían tutelar estas luchas e intereses.

 

En otras palabras, CCOO ha estado rompiendo las piernas de los trabajadores y luego presentándose cínicamente como los únicos que los podían llevar al hospital. A partir de ahora les va a ser mucho más complicado mantener esta impostura.

 

El comité de empresa sólo tiene miembros asalariados con lo que no se podrá decir de él lo que se dice del parlamento, que es un órgano interclasista. Sin embargo no es ninguna arma mágica y estadísticamente suele ser más bien un instrumento en manos de la Empresa. Éste es el motivo por el que hay que intentar desalojar de él a los traidores de la clase obrera y reemplazarlos por compañeros que rechacen cualquier traición y que no permitan el uso del comité en beneficio de la empresa.

 

El centro de gravedad de la acción sindical y reivindicativa, en cualquier caso, no es el comité de empresa sino la Asamblea de Trabajadores y la organización sindical que supera los límites del centro de trabajo y de la empresa, rompiendo los muros del corporativismo. Una de las lecciones importantes de la huelga de Panrico es la necesidad de la extensión real de la huelga (no simplemente estética o publicitaria)  a otros centros y empresas, dado que la huelga más contundente, si es aislada, será derrotada.

 

La presencia de miembros de SUT en el comité de empresa, es decir, de un sindicato no subvencionado, sin liberados y desligado del parlamentarismo permitirá como mínimo romper el monopolio de la información y el derecho de pernada sindical mantenido por CCOO. A modo de ejemplo, tenemos que recordar que sólo después de un mes de huelga supimos que se habían dado poderes a una comisión representativa que no representaba a los trabajadores. O por ejemplo, CCOO juró y perjuró que no se podía dirigir la huelga contra los despidos porque era un "futurible" cuando luego supimos - siempre mucho después - que la empresa había hecho una comunicación fehaciente en septiembre de los despidos planeados (era parte de la estrategia de CCOO para asegurar que la huelga claudicara a la primera semana).

 

En conclusión, es hora de continuar un trabajo de organización de clase que entronca con la resistencia de los huelguistas de Panrico contra las traiciones de los aparatos subvencionados.

 

Seguiremos adelante compañeros.

Este lunes 11 de enero de 2016, se ha desconvocado la huelga indefinida que se seguía en la planta de El Prat de Llobregat reanudándose el trabajo el martes 12 en el primer turno (después de que unos 60 trabajadores se encarguen primero de poner en marcha todo lo necesario desde el mismo lunes). Se desconvoca la huelga después de que el acuerdo al que había llegado previamente el Comité fuera avalado a través de una votación de la asamblea de trabajadores, realizada después de la última reunión con la empresa y en la que el acuerdo ha sido básicamente la misma oferta que se trasladó en la asamblea del sábado 9, es decir aprobar los 26 traslados a Martorell ya ejecutados (aunque nos digan que el 1 de octubre se van a deshacer debemos tener más bien pocas esperanzas de que esto llegue a ocurrir sin más), más otros 5 el 21 de enero, y comprometerse a no llevar a cabo los demás traslados que teóricamente tenían previstos, a lo que se supone que debemos sumar el compromiso de permitir la recuperación de 50.000 de las 140.000 horas de descanso que se deben a la plantilla.
    La huelga se inició el pasado 7 de enero a raíz de una convocatoria en respuesta a los traslados anunciados por parte de la empresa y que ya habían sido comunicados a una parte de los afectados poco antes de las vacaciones de Navidad, a lo que hay que sumar el hartazgo de la plantilla por la acumulación de horas suplementarias cuyo descanso resultaba siempre imposible debido a las necesidades de la producción, mientras la empresa trasladaba a trabajadores alegando exceso de plantilla. Si podemos decir que la empresa actuó con astucia y alevosía al notificar los traslados justo antes de las vacaciones de Navidad, no podemos decir lo mismo acerca de la convocatoria de huelga, que empezó justo en los días en los que parte de la planta de Martorell y buena parte de la de Pamplona (a las que abastece de cajas de cambios la planta de El Prat) se encontraban paradas, y ha sido desconvocada justo antes de que vuelvan a producir a pleno rendimiento y por lo tanto justo antes de que sus efectos hubieran podido forzar a la empresa a bajarse del burro en sus intenciones, sabiendo como sabemos que las plantas no disponían ya de stock suficiente como para seguir produciendo sin que reabriera la planta de Seat Componentes.
    Durante los cinco días que ha durado la huelga hemos podido ver como la actuación del sindicalismo subvencionado pone encima de la mesa la necesidad de que los trabajadores recuperemos el sindicalismo de clase. Para ganar una huelga primero hay que quererla ganar, a partir de ahí podremos cometer errores, pero solo bajo la premisa de buscar la mejor manera de vencer al enemigo podremos lograr imponerle nuestras condiciones. Solo así podremos entender y asumir que intentar extender la huelga o crear una caja de resistencia son pasos necesarios en este sentido. Solo así buscaremos el momento más propicio para el ataque y si debemos retirarnos, lo haremos a sabiendas de los motivos y después de haber valorado, apretando los dientes, que realmente no tenemos fuerzas ni manera de lograr el objetivo. Habrá muchos momentos en los que efectivamente no tendremos la fuerza para imponernos, pero entonces deberemos decirlo alto y claro y no engañarnos a nosotros mismos (o engañar a los demás) con que haya otros medios mejores que permitan seguir la lucha “desde dentro” una vez desconvocada la huelga y que deban llevarnos de forma más rápida e indolora a parar los traslados que haber mantenido la huelga. Justo esto es lo que pasó en la asamblea del lunes. Los representantes del sindicalismo subvencionado convencieron a muchos compañeros de la posibilidad de torcer el brazo de la empresa dejando la huelga y volviendo a trabajar, cuando el mantenimiento de la huelga era precisamente la forma más inmediata de parar las intenciones de la empresa, y la inexistencia de una verdadera organización de los trabajadores no pudo oponer un planteamiento de lucha al planteamiento derrotista de las organizaciones subvencionadas.
    Asimismo, como ya expusimos a quien nos pudo escuchar, no era cierto que los trabajadores que se reincorporaron el lunes en Martorell estuvieran obligados a hacerlo: cuando se convocó la huelga (que es cuando los efectos legales de la congelación de las capacidades empresariales fruto de la convocatoria de huelga surten efecto) todos ellos pertenecían al centro de El Prat, de modo que si se mantenían en huelga (y obviamente la huelga seguía convocada), cualquier represalia de la empresa hubiera podido ser enfrentada con este argumento en el plano jurídico pero sobre todo a través de la huelga y la acción colectiva que eran una realidad antes de los traslados y que precisamente los traslados rompieron. De la misma manera, si el comité pensaba que este argumento no era cierto, entonces aconsejar a los compañeros de no incorporarse el primer día en el que estaban llamados (el 7 para muchos) era poner en bandeja a la empresa la sanción o incluso el despido de estos compañeros. Es decir, o bien no se debía seguir por parte de estos compañeros la huelga desde un principio, o bien podían seguirla y entonces no había ninguna necesidad de ir a Martorell el lunes (tan cierto es esto que en Martorell ni siquiera la empresa les esperaba y a la primera de cambio no sabía ni qué hacer con ellos habiendo contratado ya a compañeros de ETT para sus puestos), por no decir que obviamente esto no hubiera sido un problema de haberse convocado la huelga también en Martorell. En pocas palabras, se les aconsejó ir a trabajar y con el traslado ejecutado (y por lo tanto sin que la mayoría de ellos pudieran asistir a la asamblea) se forzó una votación que desconvocara la huelga cuando esta podía forzar su retorno, valorando que era mejor que sea cada trabajador uno por uno quien se niegue una vez empezado el trabajo a realizar horas extraordinarias, fines de semana, etc. y así demostrar a la empresa que no sobra gente si no que falta, y que esta, por voluntad propia, devuelva a los compañeros desplazados a Martorell a la planta del Prat.
    La realidad es que el Comité ya había pactado con la empresa el acuerdo y que el control ideológico y práctico que ejerce sobre una parte muy importante de los trabajadores les permitió refrendarlo en asamblea. La realidad es que al mismo Comité le sorprendió el amplio seguimiento y la fuerza que adquirió la huelga entre la plantilla, que a pesar de haber sido convocada en el peor momento, estaba a punto de poner a la empresa en un serio aprieto. La realidad es también que para que la huelga pueda tener más fuerza se debe intentar extender, tanto en el tiempo como en el espacio, intentando sumar a los demás centros y no solo a través de los contactos entre los comités (el famoso “apoyo de Martorell” no se dejó ver como no se vio a casi ninguno de los miembros del Comité Intercentros en ninguna de las asambleas) sino buscando el contacto entre trabajadores, desplazándose a las puertas de los otros centros para hablar entre nosotros y plantear conjuntamente las reivindicaciones. Es solo mediante estos planteamientos, mediante este tipo de sindicalismo, sin subvenciones, sin liberados, que cultiva la acción directa de los trabajadores y el compañerismo y la solidaridad a ultranza, con el que podemos reconstruir el sindicato de clase y arrancar a la clase obrera del sometimiento al sindicalismo subvencionado y derrotista. La realidad es también que habrá que valorar estos días, y sobre todo los próximos fines de semana, hasta qué punto toda la plantilla sigue la consigna de no hacer horas, pero en cualquier caso la continuidad de la huelga, que ya había empezado y que llegaba a un punto en el que verdaderamente podía ejercer mucha presión a la empresa, hubiera conseguido parar los traslados mucho antes de lo que cualquier lucha “desde dentro” lo podrá hacer.
    La Huelga de Seat Componentes demuestra que los trabajadores, somos capaces de unirnos y actuar de forma organizada para poner contra las cuerdas a la empresa, pero desgraciadamente demuestra también que debemos hacerlo fuera de la influencia ideológica del sindicalismo subvencionado. Más pronto que tarde habrá más oportunidades, aprendamos de la experiencia y poco a poco superaremos este obstáculo.

Las elecciones sindicales han sido convocadas de forma perfectamente legal.Si la empresa quería, podía haber impugnado legalmente la convocatoria de las elecciones en el plazo de 3 días (se le entregó a Beatriz el día 30 de noviembre y a Bilbao por burofax el 9 de diciembre). La empresa no ha impugnado.En su lugar, se ha negado a cumplir con sus obligaciones legales respecto de las elecciones: dar el censo de trabajadores y ceder un local para que se constituya la mesa electoral que se encarga de abrir el plazo para presentar candidaturas y de elaborar el calendario de las votaciones.A todo esto se le llama obstrucción a un proceso electoral y ha sido denunciado a Inspección de Trabajo, pues constituye una falta muy grave, lo que puede conllevar fuertes sanciones económicas contra la empresa.



Por nuestra parte, estamos decididos a seguir adelante, sabiendo que la empresa va a tratar de impedir la celebración de las elecciones a cada paso. La mesa electoral se constituirá el lunes 11 de enero, a las 11:00 de la mañana, en las dependencias de la empresa en la universidad o en la puerta, si hace falta. Estáis invitados todos a pasaros por allí.



Varios compañeros nos han advertido de que la empresa está presionando a trabajadores para que firmen que se retractan de querer elecciones sindicales. ¡A algunos les están llegando a amenazar con quitarles dinero del salario si no firman, lo que no pueden hacer en absoluto! Como no han podido impugnar el proceso se dedican a presionar y atemorizar a los trabajadores y tratar de sembrar dudas y división. Esta nueva maniobra no le va a servir para parar las elecciones, porque solo la impugnación arbitral es el mecanismo legal para paralizarlas. Y no han presentado ninguna impugnación porque no hay nada que impugnar. Compañeros, de lo que se trata es de que la empresa no quiere que exista un comité de empresa, quiere hacer con nosotros lo que le venga en gana, como viene haciendo hasta ahora. Para nosotros se juega que podamos elegir libremente a nuestros representantes. ¡¡Que la empresa, Beatriz o Andrés, explique por qué se oponen a algo tan aparentemente sencillo!! Todo esto no es más que persecución y represión por parte de la empresa, en su línea habitual.

Compañeros, no les firméis nada a la empresa y sus lacayos. Negaos solidariamente a darle ningún tipo de información. Si necesitan hablar con alguien, decidles que llamen a los promotores de las elecciones o al sindicato.

Además, todas las vías de comunicación del sindicato y de la sección sindical están a vuestra disposición para aclarar todo lo que sea necesario y para denunciar lo que corresponda a la Inspectora de Trabajo.

Todos sabemos a qué se dedica EMTESPORT SL con el beneplácito de la UAM: han recortado horas de las escuelas deportivas, han fusionado grupos aumentando el número de alumnos y reduciendo las horas para los profesores, han introducido monitores nuevos cobrando mucho menos para el mismo trabajo (y mañana le harán exactamente lo mismo a estos compañeros). La inmensa mayoría vemos cómo nuestros salarios, ya miserables, se reducen aún más.

¿Y cuál es la actitud de la UAM ante todo esto? Pues como nos ha dicho directamente MIGUEL ALFONSO MARTíNEZ: la empresa tiene que hacer dinero. Y llevan razón: ¿para qué sirve una subcontrata?, ¿qué le aporta al servicio?, ¿qué mejoras materiales u organizativas ha traído? Las subcontratas solo sirven para ganar dinero a costa de los trabajadores.

Ante toda esta situación, un grupo de compañeros hemos decidido que basta ya de soportar todos los abusos que estamos sufriendo. Sabemos que los trabajadores de este sector (y de todos los sectores) lo tenemos difícil y que no vale con hacerse la ilusión de una mejoría que nos caerá del cielo o cambiándonos de trabajo (¿dónde encontrarlo y en qué condiciones laborales?).

Sabemos que por sí sola la situación no va a mejorar, sino todo lo contrario. Por eso, decidimos organizarnos sindicalmente en SUT, el sindicato de clase sin liberados ni subvenciones de ningún tipo (un sindicato que, entre otras luchas, viene de organizar una huelga exitosa para los subcontratados del Liceo y del Auditorio de Barcelona). Hemos constituido la sección sindical de SUT en la empresa y, como sabéis hemos promocionado elecciones sindicales para tener un comité de empresa. Y desde luego a la empresa no le gusta nada de esto porque está acostumbrada a hacer con nosotros, literalmente, lo que le da la gana.

 

Y hasta aquí hemos llegado. Ahora nos toca a nosotros.

below in English

En el capitalismo, los trabajadores asalariados tenemos la necesidad de vender la única mercancía que poseemos para poder vivir: nuestra fuerza de trabajo.


Los Convenios y la legislación laboral no son ni más ni menos que las leyes que regulan la compra de la mercancía fuerza de trabajo por parte de la patronal. Los Convenios son unos derechos de mínimos (cada vez más mínimos) que ya aseguran que el empresario extraiga ganancia, por lo que, según su propia ley, los trabajadores podemos tener mejores condiciones que las recogidas en el Convenio pero NUNCA peores. Cuando vamos al supermercado no nos podemos llevar las mercancías que allí venden si no pagamos la totalidad del precio marcado, si decidimos pagar la mitad de la factura de la luz nos la cortan, no podemos comprar un billete de metro por menos de su precio y así un largo etcétera. Entonces, ¿por qué tenemos que entender como algo natural y normal que las empresas compren nuestra mercancía fuerza de trabajo por menos de lo que marcan los ya raquíticos Convenios?


En la Hostelería, como mínimo tenemos que tener:


•    Dos días de descanso semanal seguido (60h).
•    Un domingo al mes como mínimo.
•    Calendario laboral y vacacional a principios de año, conociendo en todo caso las vacaciones con dos meses de antelación.
•    12 horas de descanso entre jornada y jornada.
•    Turnos máximos de 9 horas  y como mínimo de 3.
•    Que nos den el uniforme completo (incluidos los zapatos antideslizantes) y si no nos lo lavan cobrar el plus de ropa.
•    Derecho a comer y si no queremos comer en el centro cobrar las dietas en nómina.
•    Descanso retribuido de 20 minutos en jornadas de más de cinco horas.
•    2 días de asunto propios cada año y licencias.
•    Cobrar nocturnidad a partir de las 22h un 25% más.
•    Cobrar los festivos un 40% más y el festivo se devuelve otro día laboral (incluso si coincide con el día de descanso).

¿Y cuál es la realidad laboral que nos imponen en los centros de trabajo? En UDON no se cumple el Convenio:


•    Nos imponen Categorías por debajo de las funciones que realmente realizamos y por tanto salarios menores.
•    Contratos temporales en fraude de ley para exprimirnos al máximo un tiempo y después tirarnos al arroyo del paro.
•    Horarios de un día para otro e irregulares.
•    Jornadas muy superiores a 40h.
•    Sin cobrar las horas del “cierre”, Conway, inventarios, reuniones, etc.
•    Y además: chantajes con las propinas. Sanciones arbitrarias. Accidentes laborales por falta de medidas de seguridad. Trabajar bajo altas temperaturas y realizando malas posturas constantemente porque los locales y cocinas son pequeños. Despotismo y vejaciones por parte de los directores o cargos medios. Aumento de los ritmos y de las tareas, etc.

Mientras, la empresa ha ido creciendo y creando franquicias, pasando de tener 8 “locales propios” en 2012 a tener los 29 que tiene ahora (sin contar los que pretende abrir en breve). “La cadena de restauración UDON dobló el número de restaurantes en 2012, al pasar de 10 a 20 en un año, y en 2013, pretende seguir en la misma línea con 15 nuevas aperturas, la mayoría franquicias. En 2012 invirtió casi 1 millón en abrir locales propios, pero la estrategia para 2013 es crecer bajo la fórmula de las franquicias. (Expansión 08/04/2013).


¡Compañeros, la empresa ha seguido aumentando su ganancia a costa de imponernos condiciones por debajo de convenio, y de reventarnos en el trabajo, sobre todo a los compañeros de las franquicias! Y esto lo puede hacer sólo porque nos mantiene divididos, aislados unos de otros, única garantía para poder imponernos uno a uno y por separado las condiciones que le aseguren seguir aumentando su ganancia a costa de exprimirnos el máximo, sin importarle lo más mínimo las consecuencias que esto tenga en nuestra salud y en nuestra vida y la de nuestras familias.


Por ello, en 2012 varios compañeros formamos la Sección Sindical de SUT logrando, a través de la presión ejercida hacia la empresa por medio de acciones sindicales y legales,  varias mejoras de las condiciones laborales (cobro de nocturnidades, dos días seguidos de descanso semanal, recuperación de festivos, contratos indefinidos, etc.), que la empresa sólo aplicó, y no en su totalidad, a los llamados “locales propios”. Es por esto que los compañeros afiliados  a SUT repartimos una hoja llamando a la organización de los compañeros de las franquicias de todo el estado español. A raíz de este reparto, por el temor a la organización en las franquicias, la empresa pidió reunirse con la Sección Sindical de SUT, donde nos dijeron lo siguiente:


-    Según la empresa, “Las franquicias son empresas diferentes y cada empresario puede imponer las condiciones que quiera”. Esta es una manera de mantenernos divididos porque, aparentando que las franquicias son empresas distintas, es allí donde imponen las peores condiciones, cuando en realidad todos hacemos el mismo trabajo en la misma cadena.


-    El fin que persigue la empresa es que la Sección Sindical de SUT firme un acuerdo de “paz social de un mínimo de 3 años” (palabras textuales de la empresa). Esto quiere decir que nos comprometamos a no hacer huelga y a no intentar organizarnos con el resto de trabajadores de la cadena para que nos sometamos.

La empresa tiene tanto interés en que firmemos este acuerdo porque es consciente de la fuerza que tenemos los trabajadores organizados colectivamente y porque su intención es ir rebajándonos las condiciones a todos y quiere arrebatarnos previamente la única arma de que disponemos los trabajadores  para podernos defender, LA HUELGA.


¡¡Es por esto, que la Sección Sindical de SUT, no va a firmar ninguna “paz social”!!


Sólo LA HUELGA INDEFINIDA que se extienda más allá de los límites de un centro de trabajo puede ejercer la presión necesaria para lograr mejoras en nuestras condiciones de trabajo a nivel general para todos los trabajadores.

Ejemplo de ello es la reciente huelga de los compañeros del servicio de acomodación de L’Auditori de Barcelona y del Liceu que se unieron en una huelga conjunta contra las empresas. Con esta huelga han conseguido que todos los trabajadores contratados por ETT y/o en periodo de prueba, pasen a ser trabajadores fijos discontinuos del centro de trabajo en igualdad de condiciones que sus compañeros, han logrado un aumento del 27% del precio por hora, acabando con las diferencias salariales entre trabajadores y logrando un incremento medio de entre el 20% y el 40% de personal por servicio, disminuyendo la carga de trabajo. Esto ha sido posible porque los compañeros de acomodación se han organizado en el sindicato de clase Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT).


¡¡Los trabajadores de la cadena Udon también podemos conseguir mejorar nuestras condiciones de trabajo!!

TABLA REIVINDICATIVA

•    Retirada de todas las sanciones impuestas por motivos anti-sindicales, abonando los salarios dejados de percibir, y cese en la imposición de más sanciones.
•    Readmisión de nuestra compañera, que fue despedida como represalia a sus reclamaciones.
•    Consolidación de la jornada (Aceptación de los aumentos de jornada solicitados).
•    Adecuación de las categorías profesionales a las funciones que realmente se realizan.
•    Consolidación del plus por objetivos de ventas, incluyéndolo de manera fija en el salario mensual.
•    Contratos indefinidos.
•    Fin del uso fraudulento de los períodos de prueba mediante el cambio de trabajadores entre franquicias.
•    Finalización de la atención al cliente (cierre del local) 30 min antes del fin de la jornada laboral, tanto en sala como en cocina.
•    Uniforme completo, incluidos pantalones y zapatos antideslizantes, tanto en sala como en cocina.
•    Dieta de personal variada y equilibrada, adecuación de la misma a necesidades médicas y derecho a comer dos veces en jornadas partidas.
•    Calendario de vacaciones y calendario laboral para toda la plantilla a principios de año.
•    Turnos mínimos de 3h y no superación de la jornada máxima ordinaria legal.
•    Cese en la imposición de horas extras arbitrarias.
•    Cese en el aumento de los ritmos y tareas y aumento de personal fijo en los centros de trabajo, tanto en sala como en cocina.
•    Descanso de 20 minutos en jornadas de más de 5 horas.
•    Vestuarios adecuados y retirada de las cámaras de seguridad de las zonas de taquillas, así como cese del uso de las mismas para controlar a los trabajadores.
•    Abono del plus de nocturnidad (25%) como marca el convenio a partir de las 22h.
•    Dos días consecutivos de descanso semanal tal y como marca el Convenio (más las 12h de descanso diario), en total 60 horas ininterrumpidas de descanso semanal, y al menos un domingo al mes.
•    Respeto de las 12h de descanso diario entre jornadas.

¿Cómo podemos lograrlo?


Contactando con la Sección Sindical de SUT para informarnos, saliendo así del aislamiento en el que nos encierra la empresa y que sólo le beneficia a ella. Reuniéndonos en asamblea fuera del centro de trabajo y poniendo encima de la mesa y colectivamente qué condiciones nos impone la empresa y trazar un plan común para frenar todos estos abusos. Organizándonos por medio del compañerismo y la solidaridad a ultranza en la defensa de nuestros intereses, tanto de los compañeros de franquicias como de los locales propios. Esta red de solidaridad es el sindicato de clase, no subvencionado ni por el patrón ni por el Estado.


¡BASTA DE DIVISIÓN ENTRE TRABAJADORES DE FRANQUICIAS!
¡A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO Y CONDICIONES!
¡ANTE CUALQUIER DUDA LABORAL CONTACTA CON LA SECCIÓN SINDICAL DE SUT EN UDON O ACUDE A LA ASESORÍA SOLIDARIA GRATUITA!

 

In the capitalist system, we the wage-workers need to sell the only merchandise that we own (our labour-power, our capacity to work) in order to be able to earn a living.


The Labour Agreeements (Convenios) as well as the Labour Laws (Estatuto de los Trabajadores) are nothing else than Laws that regulate the price of the labour-power merchandise that the Companies have to pay in order to buy it. The Labour Agreements are minimum rights (every second more minimum) that already ensure that the Company extracts profit from our work. That’s why, according to their own Law, wage-workers can have better conditions than the ones established in the Labour Agreement but NEVER worse ones.


When we go to the supermarket we cannot take the merchandises stored there if we don’t pay the total amount of their prices, if we decide to pay only half of the electricity bill they will turn it off, we cannot buy a metro ticket paying less than its price and so on. Then, why should we consider as something natural and normal that the Companies buy our merchandise (labour-power) for less than what the Labour Agreements (a very miserable ones, we must say) regulate?


In the Restaurant industry (Hostelería), the minimum conditions than we must have are:


•    Two days of uninterrupted rest-time every week (60 hours uninterrupted).
•    At least one Sunday every month.
•    The labour calendar and the holidays calendar at the beginning of the year (the Law states that we must know our holidays at least two months before they actually start).
•    12 hours of rest-time between end and start of the next labour day.
•    The shifts can last maximum 9 hours and must last at least 3 hours.
•    The Company has to provide the complete uniform (including slip-resistant shoes) and if we have to clean it we must get the uniform extra payment (“plus de ropa”).
•    We have the right to eat in the workplace the labour-days and, in case we don’t want to do so, we have the right to get the corresponding extra paid in the payslip (“nómina”).
•    We have the right of a paid rest-time of 20 minutes when the shift exceeds 5 hours.
•    We have 2 days every year for whatever personal need (“asuntos propios”) as well as a set of other licences and leaves.
•    After 10 p.m. the price of every hour has to be increased by 25% (“plus de nocturnidad”).
•    When we work in an official bank holiday, the price of every hour has to be increased by 40% (“plus festivo”) and we have to get it back anyway having a paid rest-day in another day. If the official bank holiday falls in our weekly rest-days we must have also a paid rest-day in another day.

Which is the labour reality that the Company imposes in our workplaces? In UDON, the Company does not carry out the Labour Agreement:


•    We have lower categories than the corresponding to the tasks we actually do and therefore lower salaries.
•    The Company uses temporary contracts for non-temporary jobs in order to evade the law (“fraude de ley”) so that they can squeeze us to the maximum during a short time and throwing us to the unemployment trashcan afterwards.
•    The Company changes our work schedules from one day to the next and makes irregular work schedules not complaint with the minimum conditions.
•    They make us work weekly shifts much higher than the legal maximum of 40 hours.
•    The Company is not paying the closing hours (“cierre”), Conway, inventories, meetings…
•    In addition, we must suffer blackmails with the tips, arbitrary sanctions, labour accidents caused by missing security means, excessive temperatures in the workplace, too small spaces in the kitchens and dining rooms that constantly forces us to bad postures, despotism from Directors or other managers, increase of the work rhythm and tasks, etc.

Meanwhile, the Company has been growing and creating franchises. From 8 own restaurants in 2012 it got up to 29 right now (without counting the ones coming soon). “The restaurant chain UDON has doubled the number of restaurants in 2012, going up from 10 to 20 in one year, and for 2013 plans to go on in the same line with 15 new openings, most of them franchises. In 2012 it has inverted almost 1 million opening own restaurants, but the strategy for 2013 is to grow under the formula of the franchises (Expansión 08/04/2013).

Comrades, fellow workers, the Company continues to increase their profit by imposing us conditions below the Labour Agreement and by sucking our lives! This affects specially to the fellow workers working in the franchises. The Company succeeds in doing this only because it keeps us divided, isolated between us. This is their only guarantee that they will be able to impose one by one and separately the conditions that ensure the continuous increase of their profit by squeezing us to the maximum. They don’t care about the consequences against our (and our family’s) health and life.


That’s why, in 2012, several fellow workers created the Union Section of SUT (Sección Sindical de SUT) achieving – through the pressure exerted to the Company by means of legal and union actions – some improvements in the labour conditions (25% salary increase after 10 p.m., 2 uninterrupted rest-days every week, compensation for the bank holidays, non-temporary contracts, etc.). This improvements however are only applied (and not completely) in the so-called “own restaurants”. For this reason, the members of the SUT union distributed a leaflet to all the fellow workers in the franchises of any part of the Spanish State calling for the extension of the organization. As a consequence of this distribution, fearing the organization of the workers in the franchises, the Company asked us for a meeting. In this meeting the Company stated:


-    In their view: “The franchises are different companies and each capitalist can impose different conditions as he wants”. This is of course a way to divide us because, under the appearance that the franchises are different companies, is precisely there where the worst conditions are imposed. The obvious reality – on the contrary – is that we all do the same job in the same chain.


-    The goal of the Company is that the SUT Union Section signs an agreement of “social peace for a minimum of 3 years” (literally). This means that they pretend that we commit to not strike and leave the rest of the workers without organization so that they can submit further all of us.


The Company is so interested in we signing this agreement because it is perfectly conscious about the strength that the workers have when we are collectively organized. The other reason it that they intend to reduce the conditions to every worker and in order to do that they try first to take out of our hands the only weapon that the workers have to defend ourselves: THE STRIKE.


¡That’s why the SUT Union Section will NEVER sign any “social peace”!

Only the INDEFINITE STRIKE that propagates beyond the limits of a work centre can exert the pressure needed to achieve improvements in our working conditions, real improvements for all the workers.

A recent example of the power of the Union of the workers is the Strike held by the companions of the usher services of L’Auditori de Barcelona and the Theatre of Liceu who joined together against the Companies. With this Strike it has been achieved that all the wage-workers contracted through temporal work companies (ETTs) and those who were in the test period (“periodo de prueba”) become indefinite workers for each work centre in the same conditions as their fellow workers, it has been achieved an increase of 27% of the salary (erasing any salary discrimination between different workers) and an average increase of 20-40% of the workers assigned to each service (therefore reducing the load of work). This has been possible because the workers of the usher services have joined the working class union Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT).


We the workers of the UDON chain can also improve our labour conditions!!

WHAT DO WE CLAIM FOR

•    Withdrawal of all the imposed sanctions, based in anti-union reason (paying the salaries not perceived), and cease of the imposition of further sanctions.
•    Readmission of our fellow worker fired out as a punishment for her claims.
•    Consolidation of work schedule and duration (increase of work schedule in part-time contracts).
•    Adaptation of the job categories to the tasks actually performed.
•    Consolidation of the “goal extra” (plus de objetivos), including it as a fix value in the payslip.
•    Non temporary contracts for non temporary tasks.
•    End of the fraud with the “test period” by means of the rotation of workers between franchises.
•    End of the client service (closure of the restaurant) 30 minutes before the end of the work shift.
•    Complete uniform, including trousers and slip-resistant shoes, both in the kitchen and in the room. 
•    Worker’s food adaptation to a diverse and equilibrated diet, as well as to the medical needs, and right to eat twice in non-continuous shifts.
•    Labour and holidays calendar for everyone at the beginning of the year.
•    Minimum shift of 3h and no shift over the maximum working day (9h daily, 40h weekly).
•    Stop arbitrary imposition of extra hours.
•    Stop increasing work rhythms and tasks; increase the number of fix workers in the work centres, both in the kitchens and rooms.
•    Paid rest-time of 20 minutes for shifts longer than 5 hours.
•    Appropriate locker rooms. Removal of the security cameras from the lockers zone and stop using them to control the workers.
•    Increase of 25% after 10 p.m. (“plus de nocturnidad”) as stated in the Collective Agreement.
•    2 days of uninterrupted rest-time every week (60 hours uninterrupted) as stated in the Collective Agreement.
•    12 hours of rest-time between end and start of the next labour day.


How can we achieve this? By contacting the SUT Union Section to get informed, getting out of the isolation in which the Company tries to lock us to its exclusive benefit; by meeting in an Assembly outside the work centre so that we collectively put on the table which conditions are being imposed by the Company and trace a plan to stop all these abuses; by organizing ourselves by means of fellowship and solidarity to the end, with the goal of defending our interests, of both the fellow workers in the franchises or in the “own restaurants”. This net of solidarity is the working class union, the union that does not get subventions neither from the Boss neither from the State.


NO MORE DIVISION BETWEEN WORKERS IN THE FRANCHISES!
FOR THE SAME WORK: SAME SALARY AND SAME CONDITIONS!
IF YOU HAVE ANY DOUBT OR QUERY, CONTACT THE SUT UNION SECTION IN UDON!
COME TO THE COST-FREE LABOUR AND SOLIDARY ORIENTATION!

(més avall en català)

La crisis actual de la enseñanza es como la del capitalismo mundial, una crisis de sobreproducción: sobran capitales, sobran fábricas, se producen demasiadas máquinas y productos con relación a los que el mercado puede comprar y pagar. Es una crisis gigantesca del capitalismo, consecuencia implacable de las leyes y contradicciones inherentes y consustanciales al sistema: la sobrecapacidad productiva que desemboca en la crisis deflacionaria, la verdaderamente terrorífica, porque escapa al más mínimo control de la burguesía, una crisis cualitativamente equiparable a la de 1929, pero inmensamente superior en cuanto a su magnitud, como corresponde a un capitalismo que llega a todos los rincones del planeta: el capitalismo es un sistema que funciona a escala internacional y no tiene sentido hablar de economías nacionales, grandes o pequeñas. Se producen demasiadas mercancías de todo tipo que no encuentran comprador, con lo que se rompe el proceso de circulación de capital, capital que no puede revalorizarse, lo que provoca una caída en picado de la tasa de ganancia, ganancia que es la única razón de ser del capital, a lo que se subordina todo lo demás. Es una broma de dudoso gusto hablar de recuperaciones cuando EEUU está al borde la bancarrota, las llamadas economías emergentes reducen su crecimiento y Europa lleva camino de ser un desierto industrial, arrollada por un continente asiático que acumula la producción industrial y con ella la ganancia y que como ya se puede entrever, se precipita a pasos agigantados también hacia la crisis. Y sin producción industrial y ganancia todo el tinglado de la economía de servicios se vuelve insostenible. La superación, puramente temporal y efímera, de la crisis pasa por descargar sus devastadores efectos sobre la masa de todos los trabajadores, tanto del sector público-estatal como del privado, totalmente desorganizada por la maquinaria del sindicalismo subvencionado, puras empresas de servicios sindicales. Ese ataque a los trabajadores no distingue categoría ni estatus con tal de recuperar su hundida tasa de ganancia. En primer lugar se reducen los costes directos del trabajo en cada empresa con despidos masivos, aumento de ritmos  y tareas y baja generalizada de salarios;  además se ataca a la sanidad y la educación de la clase obrera que para la patronal solo son costes globales del trabajo (como lo son el transporte, el subsidio de desempleo, etc.) lo que golpea de lleno a los trabajadores de los mal llamados servicios “públicos”.


Vivimos en la sociedad de las mercancías, donde la burguesía ha despojado de su aureola a todas las profesiones; a  los maestros, les ha convertido en sus servidores asalariados encargados de poner en práctica los programas oficiales del sistema educativo en defensa de los intereses patronales, mientras que en tanto trabajadores asalariados también soportan los ataques de la burguesía y su Estado contra sus propias condiciones laborales y vitales. Las escuelas, los institutos y la universidad, tanto da si son públicos o privados, funcionan dentro del capitalismo y también son fábricas, cuyo “producto” es la formación de la futura fuerza de trabajo en, al menos, dos sentidos: de una parte, proporcionar formación técnica básica para que los futuros asalariados puedan desempeñar un trabajo en los distintos oficios y profesiones; de otra, una formación ideológica, mediante la cual los estudiantes de hoy (en su mayoría asalariados del mañana) reciben y asimilan la ideología burguesa de la solución individual de los problemas, la competencia fratricida, el consumismo, la defensa de la economía nacional y la patria, la asunción natural de la explotación, la fe religiosa, etc.  Sin embargo, al igual que ocurre con la construcción de viviendas y los otros sectores, la fábrica-universidad está aquejada por la enfermedad de la sobreproducción. Los títulos educativos tienen la función de especializar a los trabajadores y solo tienen algún valor en la medida en que permiten al trabajador encontrar un trabajo en relación con esos estudios. En caso contrario la titulación se convierte en un trozo de cartón que bien se puede colgar detrás de la puerta. Los estudiantes hoy deben abrir los ojos y desengañarse de la ilusión de la salida individual y del carrerismo personal: bajo el capitalismo y sin organización clasista y solidaria el futuro es el paro o el semiparo a perpetuidad, la emigración o las condiciones laborales más descarnadas. Bajo este enfoque materialista la degradación y el abandono de la enseñanza estatal por la burguesía y sus instituciones es otro instrumento para regular el mercado de los títulos de enseñanza media y superior: ¿Qué va a hacer la burguesía con cientos de miles de jóvenes cargados de títulos, pero para los que no hay puesto de trabajo?


Estudiantes, como futuros asalariados en las condiciones laborales y vitales de explotación y opresión más terribles, vuestros son los problemas de la clase trabajadora, ante los que tenéis que tomar decisión. Por ejemplo, ¿qué puesto de trabajo vais a tener  en el futuro si vuestros mayores se ven obligados a trabajar hasta los 69-70 años, cómo vais a encontrar trabajo en el futuro si no os organizáis con el resto de los trabajadores para frenar y revertir la tendencia al aumento de la edad de jubilación?


¿Qué tiene que ver todo esto con que el servicio sea público o privado?


Absolutamente nada. Todo lo expuesto anteriormente no tiene nada que ver con la falsa reivindicación del sector público. A la burguesía le va perfectamente que se den determinados servicios por parte del Estado para que se reduzcan los costes globales del trabajo y así poder pagar menos salario cada burgués individual por nuestra fuerza de trabajo. No hay más. Por esto, cuando quieren reducir los costes del salario, recortan en sanidad y educación. Así pues, quienes llaman a la nacionalización y a la defensa del sector público dentro del sistema capitalista solo están edulcorando el contenido de clase del Estado burgués y llamando, consciente o inconscientemente, a defender el arma del enemigo.


En este engaño de la defensa de lo público coinciden todo el sindicalismo subvencionado y toda la falsa izquierda parlamentaria, por lo que no es de extrañar que su última marca política en el estado español (Podemos-Guanyem Barcelona-Ahora Madrid, etc.) identifique esta defensa de lo público con la defensa de la patria: “Sentirnos orgullosos de este país es sentirnos orgullosos de las mejores escuelas públicas, de los mejores hospitales... No es la casta política la que hace funcionar este país, es la gente, esa es nuestra patria, la gente” (Declaraciones de Pablo Iglesias “Podemos” en El País, 18/10/14). Cuál es el resultado de esta defensa de la economía nacional patriótica se constata en Venezuela, donde esta línea política ya ha sido implantada por el chavismo y donde los trabajadores de la enseñanza percibimos salarios de 8.100 Bs mientras que la Canasta Básica Familiar (el coste mínimo por alimentos, vivienda, vestido, salud, etc. para mantener una familia con tres hijos) según lo que establece el CENDAS (Centro de Documentación y Análisis) fue de 54.000 Bs en el mes de junio de 2015, donde la división de los trabajadores y la precariedad llega al extremo de que 20.000 trabajadores eventuales de la educación son “voluntarios” que han trabajado sin cobrar durante más de tres años  y sin esperanzas de ser incluidos en nómina en el próximo año escolar, donde el horario lectivo es de 36 periodos lectivos de 45 min. en secundaria (mientras que en el estado español es de 25 horas en primaria y 20-21 periodos de 55 min. en secundaria), sumado a la preparación de clases, corrección de pruebas, etc., que se realiza fuera del horario laboral. En el estado español se han comenzado a  introducir medidas que ponen los cimientos para acabar en una situación similar  a la de los trabajadores venezolanos, y, que sin oposición clasista, se profundizarán sean cuales sean las siglas del gobierno de turno.


El empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores de la enseñanza tiene, además, un impacto directo y material en las condiciones de convivencia y educativas de los estudiantes, que necesitarían clases con menos alumnos, centros menos atestados y un ambiente más relajado, con docentes descansados y receptivos como contrapartida del agobio social en que tienen que desenvolverse. En lugar de ello, los defensores ultrapatrióticos de la economía nacional promueven, bajo la excusa de la vocación y el bien público, la aceptación del empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores que cuidan y enseñan a los niños, cuya consecuencia directa es un clima de convivencia en cada escuela cada vez más cercano a la de una cárcel-fábrica-manicomio, llegando a ocurrir desgracias como la del suicidio de una estudiante en el IES Ciudad de Jaén de Madrid y el asesinato de un profesor en el IES Joan Fuster de Barcelona. El auténtico bien de los niños pasa por el mejoramiento de las condiciones laborales de sus padres, profesores, cuidadores y de toda la clase obrera, que es su entorno social inmediato.


Desechando esta línea de defensa de lo público, que supone encadenar a los trabajadores en la defensa de los intereses de la burguesía y de sus empresas los trabajadores debemos organizar la defensa colectiva de nuestras condiciones de trabajo y vida, asumiendo por parte de las categorías mejor pagadas la lucha por el aumento de las condiciones de las más precarias y el paso de los subcontratados a fijos de la empresa principal. Debemos rechazar la distinción entre trabajadores de lo público y lo privado y cualquier tipo de corporativismo de categoría o sector, defendiendo estas reivindicaciones en el día a día y centro por centro, y no solo cuando se convoca un paro, agrupándolas en una tabla reivindicativa que tienda a unir las reivindicaciones de todos los trabajadores, recogiendo especialmente las necesidades de las categorías con peores condiciones, y que en el sector de la enseñanza debería, al menos, incluir:


Todos los interinos y eventuales a fijos de plantilla, acabando con la lucha fratricida y la tortura de las oposiciones; ratios de un máximo de  15 alumnos por aula en las clases estándar, jubilación voluntaria a los 55 años con el 100% del salario (incluyendo todos los pluses que deben integrarse en el mismo); ocupación de todas las plazas vacantes por baja o jubilación desde el primer día; fuera subcontratas y ETTs de los servicios de limpieza, mantenimiento, comedor, monitores, etc.: ¡todos a fijos de la empresa principal!; retorno y ampliación de las becas de libros y, muy especialmente, de las de comedor.


Compañeros en la enseñanza en todos los niveles, tanto estatal como privada, limpiadores, auxiliares de control, trabajadores en el mantenimiento, enseñantes de todo tipo, cuidadores, fijos o eventuales, funcionarios o laborales e interinos… os invitamos a rechazar activamente cumplir las funciones de defensa de la ideología antiobrera en las escuelas, donde pasan la mayor parte de la jornada los hijos de los trabajadores asalariados, convirtiendo los centros en avisperos de reivindicaciones obreras en solidaridad con el resto de la clase trabajadora; os animamos a romper con el aislamiento diario e impotencia que predica y practica el sindicalismo subvencionado en cada centro, con su “no hay nada que hacer”, su engañosa defensa de lo público (en lugar de defender nuestros intereses como clase trabajadora) y sus falsas soluciones en el cambio parlamentario. Os llamamos a acudir a ayudar a organizar el sindicato de clase sin liberados ni subvenciones, que es nuestra herramienta de resistencia y lucha como trabajadores asalariados que somos.

* Todos los eventuales e interinos a fijos de plantilla. Todas las subcontratas fuera: todos los trabajadores a fijos de la empresa principal.
* 15 alumnos por aula en las clase normales.
* Máximo de 18 periodos lectivos y 25 de permanencia en el centro.
* Jubilación a los 55 años con el 100% del salario.
* Reducción de jornada a 30h para todos los trabajadores sin reducción de salarios.
* Puesto de trabajo o subsidio indefinido de 1500€ al mes.

La crisi actual de l'ensenyament és com la del capitalisme mundial, una crisi de sobreproducció: sobren capitals, sobren fàbriques, es produeixen massa màquines i productes en relació als que el mercat pot comprar i pagar. És una crisi gegantina del capitalisme, conseqüència implacable de les lleis i contradiccions inherents i consubstancials al sistema: la sobrecapacitat productiva que porta a la crisi deflacionista, la veritablement terrorífica, perquè escapa al més mínim control de la burgesia, una crisi qualitativament equiparable a la de 1929, però immensament superior quant a la seva magnitud, com correspon a un capitalisme que arriba a tots els racons del planeta: el capitalisme és un sistema que funciona a escala internacional i no té sentit parlar d'economies nacionals, grans o petites. Es produeixen massa mercaderies de tot tipus que no troben comprador, de manera que es trenca el procés de circulació de capital, capital que no pot revaloritzar-se, el que provoca una caiguda en picat de la taxa de guany, guany que és l'única raó de ser del capital, al que se subordina tota la resta. És una broma de dubtós gust parlar de recuperacions quan EUA estan a punt de fallida, les anomenades economies emergents redueixen el seu creixement i Europa porta camí de ser un desert industrial, atropellada per un continent asiàtic que acumula la producció industrial i amb ella el guany i que com ja es pot entreveure, es precipita a passos de gegant també cap a la crisi. I sense producció industrial i guany tot el muntatge de l'economia de serveis es torna insostenible. La superació, purament temporal i efímera, de la crisi passa per descarregar els seus devastadors efectes sobre la massa de tots els treballadors, tant del sector públic-estatal com del privat, totalment desorganitzada per la maquinària del sindicalisme subvencionat, pures empreses de serveis sindicals. Aquest atac als treballadors no distingeix categoria ni estatus per tal de recuperar la seva enfonsada taxa de guany. En primer lloc es redueixen els costos directes del treball a cada empresa amb acomiadaments massius, augment de ritmes i tasques i baixa generalitzada de salaris; a més s'ataca a la sanitat i l'educació de la classe obrera que per a la patronal només són costos globals del treball (com ho són el transport, el subsidi d'atur, etc.) fet que colpeja de ple als treballadors dels mal anomenats serveis "públics".


Vivim en la societat de les mercaderies, on la burgesia ha despullat de la seva aurèola a totes les professions; als mestres, els ha convertit en els seus assalariats encarregats de posar en pràctica els programes oficials del sistema educatiu en defensa dels interessos patronals, mentre que en tant que treballadors assalariats també suporten els atacs de la burgesia i el seu Estat contra les seves pròpies condicions laborals i vitals. Les escoles, els instituts i la universitat, tant se val si són públics o privats, funcionen dins del capitalisme i també són fàbriques, el "producte" és la formació de la futura força de treball en, almenys, dos sentits: d'una banda , proporcionar formació tècnica bàsica perquè els futurs assalariats puguin exercir un treball en els diferents oficis i professions; d'una altra, una formació ideològica, mitjançant la qual els estudiants d'avui (majoritàriament assalariats del demà) reben i assimilen la ideologia burgesa de la solució individual dels problemes, la competència fratricida, el consumisme, la defensa de l'economia nacional i la pàtria, l'assumpció natural de l'explotació, la fe religiosa, etc. No obstant això, igual que ocorre amb la construcció d'habitatges i els altres sectors, la fàbrica-universitat està afligida per la malaltia de la sobreproducció. Els títols educatius tenen la funció d'especialitzar als treballadors i només tenen algun valor en la mesura en què permeten al treballador trobar una feina en relació amb aquests estudis. En cas contrari la titulació es converteix en un tros de cartró que bé es pot penjar darrera la porta. Els estudiants d'avui han d'obrir els ulls i desenganyar-se de la il·lusió de la sortida individual i del carrerisme personal: sota el capitalisme i sense organització classista i solidària el futur és l'atur o el semi-atur a perpetuïtat, l'emigració o les condicions laborals més descarnades. Sota aquest enfocament materialista la degradació i l'abandó de l'ensenyament estatal per la burgesia i les seves institucions és un altre instrument per regular el mercat dels títols d'ensenyament mitjà i superior: Què farà la burgesia amb centenars de milers de joves carregats de títols, però per als que no hi ha lloc de treball?


Estudiants, com a futurs assalariats en les condicions laborals i vitals d'explotació i opressió més terribles, vostres són els problemes de la classe treballadora, davant dels que heu de prendre decisió. Per exemple, quin lloc de treball tindreu en el futur si els vostres progenitors es veuen obligats a treballar fins als 69-70 anys? com trobareu feina en el futur si no us organitzeu amb la resta dels treballadors per frenar i revertir la tendència a l'augment de l'edat de jubilació?


Què té a veure tot això amb que el servei sigui públic o privat?


Absolutament res. Tot allò exposat anteriorment no té res a veure amb la falsa reivindicació del sector públic. A la burgesia li va perfectament que es donin determinats serveis per part de l'Estat perquè es redueixin els costos globals del treball i així poder pagar menys salari cada burgès individual per la nostra força de treball. No hi ha més. Per això, quan volen reduir els costos del salari, retallen en sanitat i educació. Així doncs, els que criden a la nacionalització i a la defensa del sector públic dins el sistema capitalista només estan edulcorant el contingut de classe de l'Estat burgès i cridant, conscient o inconscientment, a defensar l'arma de l'enemic.


En aquest engany de la defensa de lo públic coincideixen tot el sindicalisme subvencionat i tota la falsa esquerra parlamentària, per la qual cosa no és d'estranyar que la seva última marca política a l'estat espanyol (Podem-Guanyem Barcelona-Ahora Madrid, etc.) identifiqui aquesta defensa de lo públic amb la defensa de la pàtria: "Sentir-nos orgullosos d'aquest país és sentir-nos orgullosos de les millors escoles públiques, dels millors hospitals ... No és la casta política la que fa funcionar aquest país, és la gent, aquesta és la nostra pàtria, la gent." (Declaracions de Pablo Iglesias "Podemos" a El País, 18/10/14). Quin és el resultat d'aquesta defensa de l'economia nacional patriòtica es constata a Veneçuela, on aquesta línia política ja ha estat implantada pel chavisme i on els treballadors de l'ensenyament percebem salaris de 8.100Bs mentre que la Canasta Bàsica Familiar (el cost mínim per aliments, habitatge, vestit, salut, etc., per mantenir una família amb tres fills) segons el que estableix el CENDAS (Centro de Documentación y Análisis) va ser de 54.000 Bs al mes de juny de 2015, on la divisió dels treballadors i la precarietat arriba a l'extrem que 20.000 treballadors eventuals de l'educació són "voluntaris" que han treballat sense cobrar durant més de tres anys i sense esperances de ser inclosos en nòmina el pròxim any escolar, on l'horari lectiu és de 36 períodes lectius de 45 min. a secundària (mentre que a l'estat espanyol és de 25 hores a primària i 20-21 períodes de 55 min. a secundària), sumat a la preparació de classes, correcció de proves, etc., que es realitza fora de l'horari laboral. A l'estat espanyol s'han començat a introduir mesures que posen els fonaments per acabar en una situació similar a la dels treballadors veneçolans, i, que sense oposició classista, s'aprofundiran siguin quines siguin les sigles del govern de torn.


L'empitjorament de les condicions laborals dels treballadors de l'ensenyament té, a més, un impacte directe i material en les condicions de convivència i educatives dels estudiants, que necessitarien classes amb menys alumnes, centres menys atestats i un ambient més relaxat, amb docents descansats i receptius com a contrapartida de l'aclaparament social en què han de desenvolupar-se. En lloc d'això, els defensors ultrapatriòtics de l'economia nacional promouen, sota l'excusa de la vocació i el bé públic, l'acceptació de l'empitjorament de les condicions laborals dels treballadors que tenen cura i ensenyen als nens. La conseqüència directa és un clima de convivència en cada escola cada vegada més proper al d'una presó-fàbrica-manicomi, arribant a ocórrer desgràcies com la del suïcidi d'una estudiant a l'IES Ciudad de Jaén de Madrid i l'assassinat d'un professor a l'IES Joan Fuster de Barcelona. L'autèntic bé dels nens passa per la millora de les condicions laborals dels seus pares, professors, cuidadors i de tota la classe obrera, que és el seu entorn social immediat.


Rebutjant aquesta línia de defensa del que és públic, que suposa encadenar als treballadors a la defensa dels interessos de la burgesia i de les seves empreses, els treballadors hem d'organitzar la defensa col·lectiva de les nostres condicions de treball i vida, assumint per part de les categories millor pagades la lluita per l'augment de les condicions de les més precàries i el pas dels subcontractats a fixos de l'empresa principal. Hem de rebutjar la distinció entre treballadors de lo públic i lo privat i qualsevol tipus de corporativisme de categoria o sector, defensant aquestes reivindicacions en el dia a dia i centre per centre, i no només quan es convoca una aturada, agrupant-les en una taula reivindicativa que tendeixi a unir les reivindicacions de tots els treballadors, recollint especialment les necessitats de les categories amb pitjors condicions, i que en el sector de l'ensenyament hauria, almenys, d'incloure:


Tots els interins i eventuals a fixos de plantilla, acabant amb la lluita fratricida i la tortura de les oposicions; ràtios d'un màxim de 15 alumnes per aula en les classes estàndard, jubilació voluntària als 55 anys amb el 100% del salari (incloent tots els plusos que s'han d'integrar en el mateix); ocupació de totes les places vacants per baixa o jubilació des del primer dia; fora subcontractes i ETTs dels serveis de neteja, manteniment, menjador, monitors, etc.: ¡tots a fixos de l'empresa principal!; retorn i ampliació de les beques de llibres i, molt especialment, les de menjador.


Companys de l'ensenyament a tots els nivells, tant estatal com privada, companys de la neteja, auxiliars de control, treballadors en el manteniment, ensenyants de tot tipus, vetlladors, fixos o eventuals, funcionaris o laborals i interins ... us convidem a rebutjar activament complir les funcions de defensa de la ideologia antiobrera a les escoles, on passen la major part de la jornada els fills dels treballadors assalariats, convertint els centres en vespers de reivindicacions obreres en solidaritat amb la resta de la classe treballadora; us animem a trencar amb l'aïllament diari i la impotència que predica i practica el sindicalisme subvencionat a cada centre, amb el seu "no hi ha res a fer", la seva enganyosa defensa dels serveis públics (en lloc de defensar els nostres interessos com a classe treballadora) i les seves falses solucions en el canvi parlamentari. Us cridem a acudir i organitzar el sindicat de classe sense alliberats ni subvencions, que és la nostra eina de resistència i lluita com a treballadors assalariats que som.

 * Tots els eventuals i interins a fixos de plantilla.
Fora les subcontractes:  tots els treballadors a fixos de l'empresa principal.
* 15 alumnes per aula en les classe normals.
* Màxim de 18 períodes lectius i 25 de permanència al centre.
* Jubilació als 55 anys amb el 100% del salari.
* Reducció de jornada a 30h per a tots els treballadors sense reducció de salaris.
* Lloc de treball o subsidi indefinit de 1500 € al mes.

La situación de los trabajadores en la educación estatal no ha cesado de empeorar en los últimos años:han desaparecido más de 100.000 puestos de trabajo, muchos de ellos compañeros interinos a los que se ha lanzado al arroyo1, lo que supone que los que aún trabajamos vemos nuestras jornadas alargadas, aumentadas las ratios de alumnos, desaparecidos los apoyos y las miserables reducciones horarias para mayores de 55 años; nos vemos obligados a jornadas parciales y a horarios y centros compartidos, sin cobrar el verano los compañeros interinos y un largo etcétera.

En esta situación, las empresas de servicios sindicales CCOO y UGT han aprovechado una sentencia que estimaba que una profesora interina debía cobrar los meses de verano del curso 2012/13 para mentir y liar a los trabajadores. Tanto CCOO como UGT, confundiendo a los trabajadores con la excusa de que la sentencia es firme, la presentan como si lo compañeros interinos ya tuviéramos ganado este derecho y solo fuera cuestión de tiempo y/o de poner demandas el conseguirlo. Efectivamente, la sentencia es firme porque su cuantía es menor de 30.000€ (así lo establece el art. 81.1.a de la LJCA), pero esta sentencia no sienta jurisprudencia, por lo que cualquier otro juzgado podría interpretar la ley desestimando el cobro del verano. Exponiéndolo brevemente, ante una sentencia como esta, que no sienta jurisprudencia, existen dos mecanismos jurídicos para reclamar el cobro del verano, siempre de manera individual: 1) poner una reclamación administrativa previa para demandar después en el juzgado contencioso-administrativo, que viene fijando fecha para juicio unos dos años después; 2) solicitar la extensión del efecto de la sentencia que ya ha ganado este derecho para el curso 2012/13, lo que comportaría no tener que ir a juicio.Ninguno de estos dos mecanismos supone una plena garantía de que se vaya a cobrar el verano, sin embargo, la reclamación+demanda es el menos confiable y, además, cierra el paso a poder solicitar la extensión del efecto de la sentencia ganadora.

Para organizar la lucha ponte en contacto con SUTSin embargo, la empresa capitalista CCOO insta a que "el conjunto del personal interino realice la solicitud de extensión de sentencia Y la reclamación de cantidades", lo que es introducir a los compañeros en un laberinto jurídico. Por su parte, la empresa UGT, ya dio el do de pecho en 2012, cuando en lugar de presentar reclamaciones previas y demandas para reclamar el cobro del verano, cobró a centenares de compañeros por poner un papelito en que solo se preguntaba si se iba a cobrar el verano o no... ¡cuando en los presupuestos del PP ya se había dejado claro que no se iba a cobrar! Hoy, cuando se condena a la Administración a pagar el verano a una profesora, la empresa UGT se preocupa fundamentalmente de no ocasionar más gastos al Patrón-Estado ("En FETE-UGT Madrid, tras estudiar la sentencia, consideramos que, para evitar el colapso de los juzgados y el derroche de dinero público..." -argumenta en su hoja informativa para convencernos de que ni siquiera reclamemos jurídicamente el cobro del verano). En ambos casos, tanto CCOO como UGT, vuelven una vez más a la vía de la "presión administrativa" como acción reivindicativa, por lo que tenemos que recordar queesa famosa "presión administrativa" quedó en nada cuando lanzaron una campaña jurídica masiva contra el aumento de las horas lectivas en secundaria, lo que solo sirvió para desmovilizar a los trabajadores docentes con la vana ilusión de que los juzgados y la ley todo lo resolverían (la administración elaboró una respuesta estándar para la ocasión y las demandas que se pusieron se acumularon en un solo juicio que se perdió... ¡dos años después!).

Esta actuación de estos falsamente llamados sindicatos, no es, ni mucho menos, un error ocasional o fortuito. Desde SUT venimos denunciando que estas organizaciones son, en realidad, empresas capitalistas de servicios antisindicales, auténticos departamentos de recursos humanos al servicio de las empresas y la patronal, pública o privada, que aplican EREs a sus propias plantillas, cobran de la patronal y del Estado suculentas subvenciones y ayudas por las más diversas causas, incluyendo la firma de despidos, y cuya tarea en décadas ha consistido en engañar, cansar, quemar, desorganizar y, en definitiva, cortar de raíz cualquier cosa que merezca el nombre de lucha y organización de los trabajadores por medio de un ejército de liberados sindicales que pagamos todos los trabajadores. En el sector de la enseñanza pública dan como un hecho consumado y natural el brutal sistema de competencia laboral que suponen las oposiciones y han consentido la degradación de nuestras condiciones de trabajo sin proponer más que pequeñas acciones simbólicas y paros raquíticos que no llevan más que a la impotencia y a quemar a los compañeros más inclinados a la lucha. Y si todo esto falla se recurre a las célebres mareas y submareas verdes, que reproducen notablemente empeorados los métodos de engaño y confusión, o a plataformas de todo tipo, que aumentan la división de los trabajadores.

La situación que vivimos todos los trabajadores de todos los sectores es igual: despidos, precariedad, reducciones salariales, extenuantes jornadas de trabajo, etc. Lo que no es ni una casualidad ni una fatalidad que tengamos que soportar resignadamente. Por una parte estamos sometidos al yugo de un sistema económico, el capitalismo, que subordina todo a la ganancia, ganancia que en cantidades fabulosas arranca continuamente de nuestros pellejos2. Por otra, para que esto haya ocurrido el capitalismo de todas las Españas y Antiespañas ha necesitado la crucial colaboración de los mal llamados sindicatos (CCOO, UGT, CSIF, AMPE, CGT, ELA-STV, etc.), cuya función, bien remunerada, es la de ser bomberos sociales, apagando cualquier incendio obrero que los ataques de la patronal pudieran producir.

Es por todo ello, por lo que los trabajadores (en todos los sectores) incluso también para poder defender jurídicamente el cobro de los meses de verano para los interinos, necesitamos una organización propia, que no sea un aparato de liberados pagados por la patronal y su Estado y por tanto a su servicio, sino exclusivamente trabajadores que asuman la tarea de recuperar la memoria de las luchas, que se organicen entre sí practicando la solidaridad a ultranza capaz de romper con el aislamiento individualista, el corporativismo y las múltiples divisiones con que la patronal y sus secuaces nos enfrentan, y que no dejen el estudio de ninguna cuestión, tampoco las jurídicas, en manos de unos supuestos especialistas, cuyo interés personal estará finalmente en sacar tajada a nuestra costa. Históricamente, esta organización es el SINDICATO DE CLASE, que es lo que en SUT reivindicamos y practicamos, contra toda la patronal y sus empresas de servicios antisindicales.

Desde este sindicato os decimos: para recuperar y mantener el derecho a cobrar el verano, además de su defensa en la jurídico, necesitamos la organización, la movilización (con concentraciones, etc.) y la lucha. Necesitamos también comprender que los problemas de los interinos no los pueden resolver solo ellos, así como los de los fijos tampoco. La línea de la patronal es única: menos trabajadores deben hacer igual o más trabajo. Esto asegura su sagrada ganancia, a través de los despidos, las rebajas salariales, la lucha fratricida por el puesto de trabajo y el empeoramiento de las condiciones laborales, que también sufrimos los trabajadores en la enseñanza estatal. Nuestra línea también debe ser única: recuperación de los puestos de trabajo y creación de nuevos a costa de las ganancias patronales, y para ello, en este sector, es necesario reivindicar:

 

 

Todo esto no caerá del cielo, ni se debe esperar de los gobiernos de politicastros que vienen y van en la liturgia del cretinismo parlamentario, sólo la lucha y la organización de los trabajadores en el sindicato de clase no subvencionado ni por el patrón ni por el estado lo puede conseguir.

 

 

 

Octubre de 2015.

 

 

1 "El recorte educativo equivale a la perdida de 61.7000 profesores (...) El alumnado ha crecido en más de 400.000", El País, 7/3/13; "Los centros públicos pierden más de 24.000 profesores en dos años", El País, 3/7/14; "La educación pública perdió 20.000 profesores en un año", El Mundo, 23/2/15

2"Para retener un 53% del valor añadido que generaba la economía española en los años ochenta bastaba con nueve millones de asalariados. Para mantener el 48% en 2007, se sumaba la renta de 18 millones de asalariados", El País, 17/2/2012. Es decir, que el doble de trabajadores retenían en 2007 menos % del PIB que en los años ochenta, llegándose a la situación de que por primera vez en la historia el % del PIB que se queda la patronal es mayor que la que retienen los trabajadores.

 

Como resultado de la presión ejercida colectivamente por los trabajadores organizados en SUT, tanto en las tiendas de Animari-Valpán como ante Inspección de Trabajo, la Autoridad Laboral de la Comunidad de Madrid se ha visto obligada a iniciar un procedimiento sancionador contra Valpán por vulneración de los derechos de los trabajadores.

La acción de Valpán decidiendo no ejecutar el ERE laboral si no había acuerdo de la totalidad de los trabajadores, dejando a los trabajadores de Valpán sin trabajo ni salario, sin darlos de baja en la Seguridad Social e impidiéndolos apuntarse al paro o buscar otro trabajo era una acción puramente criminal que tenía como objeto doblegar, una vez más, a los trabajadores a los intereses de los empresarios-buitres que se han reunido alrededor de la empresa. Inspección de Trabajo, y ahora la Autoridad Laboral, han llevado a estos empresarios-buitres ante el Juzgado, no por la evidencia de esta actitud criminal, sino debido a que la insistente acción de los trabajadores organizados en SUT (presionando insistentemente en todas estas instituciones) les ha impuesto no mirar para otro lado. Es necesario recordar que también han sido los trabajadores organizados en SUT los que consiguieron bloquear, en su momento, que el grupo de encargados alineados con la empresa consiguieran imponer una comisión negociadora de solo tres individuos (las mismas que firmaron el falso convenio de empresa de Valpán) y que han sido los trabajadores organizados en SUT los que han bloqueado que se llegara a un acuerdo solo para los encargados (por otra parte, imposible de cumplir), que dejaba en la estacada al resto de compañeros, la enorme mayoría.

Si todos estos abogados particulares y del sindicalismo subvencionado (CCOO) no hubieran dividido a los trabajadores de Valpán, la acción organizada y unitaria de los mismos habría impedido con mayores garantías y más rápidamente que se salieran con la suya los verdaderos responsables de este enorme crimen y estafa perpetrado contra los trabajadores, desde Fagobe hasta Valpán-Tipología-Animari-La Gallofa, pero también Matalia Panificadora (Mónica Díaz Alonso, mujer de Alejandro Mata). Es lógico que los mismos abogados que han ofrecido falsas salidas jurídicas, muy fáciles, a cada quien y que han desunido a los trabajadores sean los que ahora se apropien de la paternidad de este Informe de Inspección y de la demanda que la Autoridad Laboral ha presentado contra la empresa, pero debemos recordarles que esta demanda solo viene a poner una pequeña tirita en las heridas que ellos mismos han abierto.

La situación en su conjunto nos recuerda, una vez más, que solo la organización en torno a los principios y la memoria reunidos en el sindicalismo de clase sirve para luchar por los intereses de la clase trabajadora, así como de vacuna contra todos los oportunistas que vienen a sacar tajada de nuestra explotación y de nuestros problemas.

Para tratar sobre el contenido de esta demanda de la Autoridad Laboral contra Valpán-Tipología os convocamos a una asamblea el miércoles 16 de septiembre en la sede de SUT (Plaza Matute, 10, 2ºD), a las 18:30H.

 Asambleas: 5 y 12 de septiembre de 2015, a las 11:00h, en la sede de SUT

     Recientemente la prensa burguesa se ha hecho eco de la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 17 de Madrid por la que se reconoce el derecho a una trabajadora interina de cobrar también durante los meses de verano del curso 2012-2013, del mismo modo que lo cobraron y lo siguen cobrando los funcionarios con plaza.La sentencia (que podéis leer en el adjunto), ganada por el equipo jurídico de SUT, está siendo explotada por la empresa capitalista de servicios sindicales CCOO para ganar afiliación ya y rápido, haciendo ver que esta sentencia es aprovechable, de manera casi inmediata, por todos los interinos para que se les restituya su derecho de cobrar los meses de verano. Lo cierto es que la situación judicial que produce es más compleja y limitada que lo que CCOO hace ver en su propio provecho, por lo que os convocamos a dos asambleas informativas y organizativas para tratar la cuestión los sábados 5 y 12 de septiembre, a las 11h en el local sindical de SUT

 

     En cualquier caso, os debéis plantear cómo es posible que las siglas del sindicalismo subvencionado, CCOO-UGT-CSIF-ANPE-CGT, etc., con sus subvenciones multimillonarias, su ejército de liberados, abogados y técnicos, su presencia en todas las esferas del Estado y las Instituciones, no haya podido llegar a este resultado. Desde SUT venimos denunciando que la Patronal y su Estado pagan estas multimillonarias subvenciones a estas organizaciones, mantienen sus instalaciones y sus ejércitos de liberados, precisamente con el objetivo de desorganizar, desmovilizar y vender a los trabajadores. También venimos denunciando la presencia de estas organizaciones en las mesas sectoriales, que no son comités de solo trabajadores, sino comités mixtos junto con la Patronal, auténticos consejos de administración donde se deciden y firman todas las medidas que se toman en contra de los trabajadores, también de los interinos. En definitiva, venimos denunciando el hecho de que estas organizaciones no son otra cosa que parte de la dirección de la Empresa-Estado.

 

     Por otro lado, que a los interinos docentes de Madrid no se les paguen los meses de verano (cuando en otras comunidades sí se vienen pagando), lo que es muy relevante para muchos compañeros (puesto que supone un 12,5% del salario anual), forma parte de todos los recortes que hemos venido sufriendo los trabajadores de los centros de enseñanza, como los demás trabajadores, y de todos los que la Patronal y su Estado nos tienen preparados. Parte muy sustancial de ellos ha sido el aumento de las ratios, de las horas de trabajo y de las cargas laborales de los compañeros que trabajan cada año; el aumento de la carga laboral de los fijos y de los que consiguen una sustitución o vacante supone el "despido" y precariedad (nombramientos con cada vez menos días y aumento exponencial de jornadas parciales) de los compañeros interinos, y ello a su vez supone la sobrecarga de los compañeros fijos (incluso ese tipo de precariedad de los interinos tiene un efecto directo sobre la aplicación de la sentencia ganada, que es necesario explicar detenidamente). Por ello, también es necesario que nos planteemos cómo hemos llegado a esta situación, de la que el sindicalismo subvencionado es directamente responsable, y cómo debemos organizarnos para luchar para revertirla.

    Para tratar de todas estas cuestiones, que afectan a todos los trabajadores de los centros de enseñanza (fijos, interinos, laborales, subcontratados), tanto públicos como privados, y para resolver cuantas dudas se os puedan plantear respecto de la sentencia mencionada, os convocamos a las siguientes asambleas informativas:

 

Pasa esta información a tus compañeros: 

 

Lugar: local sindical de SUT (Plaza Matute 10 2-B, Madrid, <M> Antón Martín).
Fechas: 5 y 12 de septiembre de 2015, a las 11H.

Després de 63 dies de vaga del servei d’acomodació de L’Auditori i de 28 dies de vaga del servei d’acomodació del Liceu, el Comitè de Vaga conjunt de la convocatòria de vaga de la secció sindical de SUT a Manpower – conformat per 5 membres de cada plantilla – ha arribat a un acord de final de vaga amb Manpower i les direccions del Liceu i de L’Auditori.

No ha estat possible, almenys no en aquesta atacada, aconseguir acabar amb la subcontractació. Les raons són vàries i mereixen un anàlisis detingut que publicarem en el seu moment.

Malgrat això, la pressió realitzada per la vaga als dos centres, el tancament de la sala de concerts de L’Auditori a través de la mesura cautelar instada pel sindicat i la pressió sostinguda i creixent a les portes del Liceu, han posat a les empreses en la situació d’haver de cedir, almenys, en determinats aspectes que constitueixen una millora de les condicions dels treballadors i una inversió del procés de degradació de les condicions que es venia imposant any rere any.

En primer lloc, s’ha aconseguit una de les reivindicacions fonamentals i que ha reforçat la unitat dels vaguistes en tot el procés: tots els treballadors contractats per ETT i/o en període de prova, passen a ser treballadors de la subcontracta Manpower en igualtat de condicions que els seus companys.

En segon lloc, s’ha aconseguit un augment de 27% del preu per hora (més i tot per una part dels treballadors del Liceu), així com el reconeixement del plus d’antiguitat i dels futurs increments. Les hores de la jornada mínima per torn, que a L’Auditori s’havien reduït fins a 1,5h, han quedat fixades en 3, 4 i 5 hores segons la tipologia de concert en els dos centres. El nombre d’acomodadors per servei ha quedat fixat i, en particular a L’Auditori, ha suposat un increment mitjà d’entre el 20% i el 40% de personal a cada servei. S’ha fixat també pel centre del Liceu un mínim de 5 treballadors per sobre dels que efectivament treballen en un moment donat per tal de garantir els canvis i “permisos” en el lloc de treball.

Per últim, tant L’Auditori com el Liceu s’han compromès per escrit a incorporar en els pròxims 4 plecs la subrogació del personal i de les condicions laborals pactades, així com fixar-hi el nombre mínim de treballadors per tipus de servei segons lo acordat.

Sense haver aconseguit l’objectiu principal, la vaga ha demostrat que l’acció decidida i contundent dels treballadors pot parar els peus a l’ànsia de la Patronal de reduir-nos les condicions laborals i de vida i arrancar-los almenys una part del que ens han estat robant durant els últims anys. Si aquestes vagues s’estenen a més centres i sectors, i s’estenen en el temps, recollint les lliçons dels intents anteriors i aprofondint en els encerts, podrem frenar la degradació de les condicions laborals que fa anys que ens estan imposant.

La vaga ha progressat navegant a través de les temptacions i cants de sirena de la campanya electoral municipal, rebutjant ser instrumentalitzada i rebutjant sotmetre’s al clientelisme parlamentari. Finalment, l’Ajuntament de Barcelona, que és el màxim responsable de L’Auditori, s’ha negat en rodó a contractar directament els treballadors i fins i tot ha desdenyat presentar-se a la reunió a la que havia estat requerit. Això posa en evidència la hipocresia de la candidatura de Barcelona en Comú que representa la continuïtat de l’anterior Ajuntament i, en concret, un aval polític a l’actuació de la Direcció de L’Auditori durant la vaga: substitució dels vaguistes amb personal intern, ús de la policia privada per substituir als vaguistes, ús de la policia pública per reprimir els vaguistes, etc.

El resultat més gran i profund d’aquesta vaga tanmateix no són el resultats immediats en les condicions laborals, sinó la solidaritat i companyerisme que s’ha forjat entre els vaguistes i la determinació amb la què s’ha buscat l’extensió de la vaga a altres centres, determinació que ha tingut com a resultat l’extensió efectiva de la vaga al centre del Liceu. Conjuntament i amb un seguiment total als dos centres, s’han superat les traves i tots els intents de dividir i separar els dos grups de treballadors. I aquesta és la veritable victòria, l’única que en el capitalisme pot aspirar a ser permanent, l’extensió de l’organització i la solidaritat entre els treballadors. 

Esperem i fem una crida a que aquesta vaga serveixi d’incitació a tots els treballadors (subcontractats o no, fixos o eventuals, immigrants o natius, etc.) per tal d’organitzar-nos fora de les xarxes dels sindicats subvencionats (empreses de serveis sindicals) i estendre una lluita decidida contra els abusos de cada un dels empresaris que ens els imposen i contra el conjunt de la Patronal.

-------------------------------------------------------------------

Tras 63 días de huelga del servicio de acomodación de L'Auditori y de 28 días de huelga del servicio de acomodación del Liceu, el Comité de Huelga conjunto de la convocatoria de huelga de la sección sindical de SUT en Manpower - conformado por 5 miembros de cada plantilla - ha llegado a un acuerdo de fin de huelga con Manpower y las direcciones del Liceu y de L'Auditori.

No ha sido posible, al menos no en esta atacada, conseguir acabar con la subcontratación. Las razones son varias y merecen un análisis detenido que publicaremos en su momento.

Sin embargo, la presión realizada por la huelga en los dos centros, el cierre de la sala de conciertos de L'Auditori a través de la medida cautelar instada por el sindicato y la presión sostenida y creciente en las puertas del Liceu, han puesto a las empresas en la situación de tener que ceder, al menos, en determinados aspectos que constituyen una mejora de las condiciones de los trabajadores y una inversión del proceso de degradación de las condiciones que se venía imponiendo año tras año.

En primer lugar, se ha conseguido una de las reivindicaciones fundamentales y que ha reforzado la unidad de los huelguistas en todo el proceso: todos los trabajadores contratados por ETT y/o en periodo de prueba, pasan a ser trabajadores de la subcontrata Manpower en igualdad de condiciones que sus compañeros.

En segundo lugar, se ha logrado un aumento de 27% del precio por hora (más y todo por una parte de los trabajadores del Liceu), así como el reconocimiento del plus de antigüedad y de los futuros incrementos. Las horas de la jornada mínima por turno, que en L'Auditori se habían reducido hasta 1,5h, han quedado fijadas en 3, 4 y 5 horas según la tipología de concierto en los dos centros. El número de acomodadores de reserva ha quedado fijado y, en particular en L'Auditori, ha supuesto un incremento medio de entre el 20% y el 40% de personal en cada servicio. Se ha fijado también para el centro del Liceu un mínimo de 5 trabajadores por encima de los que efectivamente trabajan en un momento dado para garantizar los cambios y "permisos" en el lugar de trabajo.

Por último, tanto L'Auditori como el Liceu se han comprometido por escrito a incorporar en los próximos 4 pliegos la subrogación del personal y de las condiciones laborales pactadas, así como fijar el número mínimo de trabajadores por tipo de servicio según el acordado.

Sin haber conseguido el objetivo principal, la huelga ha demostrado que la acción decidida y contundente de los trabajadores puede parar los pies al ansia de la Patronal de reducirnos las condiciones laborales y de vida y arrancarles al menos una parte de lo que nos han estado robando durante los últimos años. Si estas huelgas se extienden a más centros y sectores, y se extienden en el tiempo, recogiendo las lecciones de los intentos anteriores y profundizando en los aciertos, podremos frenar la degradación de las condiciones laborales que hace años que nos están imponiendo.

La huelga ha progresado navegando a través de las tentaciones y cantos de sirena de la campaña electoral municipal, rechazando ser instrumentalizada y rechazando someterse al clientelismo parlamentario. Finalmente, el Ayuntamiento de Barcelona, que es el máximo responsable del Auditori, se ha negado en redondo a contratar directamente a los trabajadores e incluso ha desdeñado presentarse a la reunión en la que había sido requerido. Esto pone en evidencia la hipocresía de la candidatura de Barcelona en Comú que representa la continuidad del anterior Ayuntamiento y, en concreto, un aval político a la actuación de la Dirección del Auditori durante la huelga: sustitución de los huelguistas con personal interno, uso de la policía privada para sustituir a los huelguistas, uso de la policía pública para reprimir a los huelguistas, etc.

El resultado más grande y profundo de esta huelga sin embargo no son lo resultados inmediatos en las condiciones laborales, sino la solidaridad y compañerismo que se ha forjado entre los huelguistas y la determinación con la que se ha buscado la extensión de la huelga en otros centros, determinación que ha tenido como resultado la extensión efectiva de la huelga en el centro del Liceu. Conjuntamente y con un seguimiento total a los dos centros, se han superado las trabas y todos los intentos de dividir y separar los dos grupos de trabajadores. Y esta es la verdadera victoria, la única que en el capitalismo puede aspirar a ser permanente, la extensión de la organización y la solidaridad entre los trabajadores.

Esperamos y llamamos a que esta huelga sirva de incitación a todos los trabajadores (subcontratados o no, fijos o eventuales, inmigrantes o nativos, etc.) con el fin de organizarnos fuera de las redes de los sindicatos subvencionados (empresas de servicios sindicales) y extender una lucha decidida contra los abusos de cada uno de los empresarios que nos los imponen y contra el conjunto de la Patronal.

Després d’un matí al Jutjat, en el què s’ha suspès el judici que al seu torn s’havia avançat, i del que ens reservem un anàlisi a fons per més endavant, uns 50 companys vam anar el dia 22 de juny a la seu de l'Ajuntament de Barcelona, màxim responsable de L'Auditori i responsable també del Liceu, a la Plaça Sant Jaume, a exigir parlar directament amb els nous empresaris de l'Ajuntament.

Han passat ja gairebé dues setmanes des de l'investidura del nou Ajuntament (amb els vots de BeC, CUP, ERC i PSC), i els vaguistes han reclamat reiteradament un pronunciament explícit per part seva en qualitat d’empresari principal del Consorci de L’Auditori, en relació a la reivindicació de l'eliminació de les subcontractes al Liceu i a L'Auditori, al què els grups que han investit la nova alcadessa han al·ludit reiteradament durant la campanya electoral i que la pròpia alcaldessa va assumir com quelcom a resoldre "immediatament" en el marc del discurs d'investidura.

La rebuda que ens ha brindat l'Ajuntament ha estat un fornit grup d'agents de la Guàrdia Urbana armats, que, donant bona mostra de la seva condició de piquet patronal, s'han posat a les portes per impedir l'entrada dels companys. El piquet de treballadors s'ha mantingut davant de l'Ajuntament vora dues hores, exposant via megàfon la situació en la què es troben i describint tant les il·legalitats que vénen cometent el Liceu i L'Auditori com l'abús que suposa el tracte rebut, en tots els sentits, per part de l'Ajuntament.

Al cap  d’una estona, un regidor de l'oposició s’ha ofert per fer passar a tres companys a l’interior de l’Ajuntament. Després de parlar-ho improvisadament entre tots allà mateix, tres companys hi han entrat. No podem deixar de senyalar una de les conseqüències d’aquesta decisió i és que el regidor en qüestió s’ha dedicat a tuitejar cada moviment dels nostres companys a l’interior de l’Ajuntament, amb el desplegament de l’habitual hiperactivitat mediàtica en la plèiade de mitjans afins. Aquesta és la manera de presentar-se vinculat a una lluita en la què no té res a veure ni ha participat en cap moment. Algú podria dir que volia fer difusió de la vaga, i responem que aquí l’únic que ha passat és que s’ha fet ell difusió d’ell mateix a costa de la vaga, que és molt diferent. Aquesta és la manera de fer dels parlamentaris, la instrumentalització de les lluites dels treballadors per cultivar el personalisme i fer-se campanya. Si hagués plantejat obertament, escolta, que podeu entrar amb mi però a canvi em dedicaré a donar-me bombo per aquest fet i apareixereu vinculats a unes sigles determinades, tothom hagués vist clar que no s’havia d’entrar. Però s’ha deixat d’explicar la segona part, casualment. De fet, l’únic que ha tret alguna cosa d’entrar a l’Ajuntament és precisament el regidor que “desinteressadament” s’ha prestat a fer-nos entrar... Per poder-se donar bombo, descaradament i des del primer minut. És una lliçó que no és nova, probablement un episodi a viure per poder-lo superar i que desgraciadament estirarà encara a bastants grups de treballadors abans que es conformi de forma general l’aprenentatge de que no en podem esperar res de les institucions i dels parlamentaris més que la instrumentalització impúdica de les lluites dels treballadors.

En fi, després de donar voltes de despatx en despatx, els companys que han entrat han parlat amb el primer tinent d'alcalde, que per sorpresa de tots (o no) ha mostrat un complet desconeixement de la situació i fins i tot de les reunions que ens consta que l'Ajuntament ha mantingut ja amb L'Auditori, limitant-se a apel·lar a la legislació de contenció pressupostària que, segons ell, impedeix a les empreses dependents de l'administració el fer fixos als treballadors subcontractats.

No és estrany ja que parlem dels mateixos que van afirmar que no entrarien en “política” un mes i mig abans d’organitzar una candidatura a l’Ajuntament, dels que van afirmar que no renovarien el contracte amb Movistar i després ho van fer, dels que en el discurs d’investidura i de cara a la galeria fan servir l’adverbi “immediatament” i després passen de tot.

En conclusió, ha estat com parlar amb una paret que ens ha dit que no era possible contractar directament i que, en tot cas, penséssim a fer una cooperativa. Això sí, que havíem d’estar contents de que ens haguessin atès, que això no passava a l’Ajuntament fins que han arribat ells... En realitat, sota l’aparença d’haver “entrat” i “parlat” hem tingut el mateix resultat que quan al piquet policial de sota la porta ens ha barrat l’entrada, el mateix resultat però d’una manera més sibilina i una aparença més enganyosa. Cal aturar-se a treure una lliçó també sobre la proposta del primer tinent d’alcalde en relació a fer una cooperativa, la mateixa proposta que van fer el Gerent de L’Auditori, que el Cap dels Serveis Territorials del Departament d’Empresa o, que el representant de Barcelona en Comú, etc., és a dir, que els treballadors conformin una empresa cooperativa a través de la qual perdem una cosa tant important com la mateixa possibilitat de fer vaga i, a més, haguem de competir en les licitacions amb els preus a la baixa de les altres empreses (ja siguin societats anònimes, limitades o cooperatives), empenyent-nos nosaltres mateixos les condicions a la baixa. Tots estan d’acord en oferir aquest regal enverinat que mataria dos pardals d’un tret: asseguraria la rebaixa de condicions d’una manera tant o més efectiva que l’actual sistema i privaria els treballadors de la possibilitat de fer vaga.

En qualsevol cas és amb les accions reals i no amb els compromisos buits o els retuits amb el que cadascú ha de demostrar a quina banda de la barricada està. Mentre les administracions responsables no assumeixin les reclamacions per tal de resoldre el conflicte, nosaltres, SEGUIREM EN VAGA...

---------------------------------------------------------------------


Después de una mañana en el Juzgado, en el que se ha suspendido el juicio que a su vez se había avanzado, y del que nos reservamos un análisis a fondo para más adelante, unos 50 compañeros hemos ido hoy a la sede del Ayuntamiento de Barcelona, máximo responsable de L'Auditori y responsable también del Liceu, en la Plaza Sant Jaume, a exigir hablar directamente con los nuevos empresarios del Ayuntamiento.

Han pasado ya casi dos semanas desde la investidura del nuevo Ayuntamiento (con los votos de BeC, CUP, ERC y PSC), y los huelguistas han reclamado reiteradamente un pronunciamiento explícito por su parte en calidad de empresario principal del Consorcio de L'Auditori, en relación a la reivindicación de la eliminación de las subcontratas en el Liceu y L'Auditori, al que los grupos que han investido a la nueva alcaldesa han aludido reiteradamente durante la campaña electoral y que la propia alcaldesa asumió como algo a resolver "inmediatamente" en el marco del discurso de investidura.

El recibimiento que nos ha brindado el Ayuntamiento ha sido un fornido grupo de agentes de la Guardia Urbana armados, que, dando buena muestra de su condición de piquete patronal, se han puesto en las puertas para impedir la entrada de los compañeros. El piquete de trabajadores se ha mantenido ante el Ayuntamiento cerca de dos horas, exponiendo vía megáfono la situación en la que se encuentran y describiendo tanto las ilegalidades que vienen cometiendo el Liceu y L'Auditori como el abuso que supone el trato recibido, en todos los sentidos, por parte del Ayuntamiento.

Al cabo de un rato, un concejal de la oposición se ha ofrecido para hacer pasar a tres compañeros al interior del Ayuntamiento. Tras hablarlo improvisadamente entre todos allí mismo, tres compañeros han entrado. No podemos dejar de señalar una de las consecuencias de esta decisión y es que el concejal en cuestión se ha dedicado a tuitear cada movimiento de nuestros compañeros en el interior del Ayuntamiento, con el despliegue de la habitual hiperactividad mediática en la pléyade de medios afines. Esta es la manera de presentarse vinculado a una lucha en la que no tiene nada que ver ni ha participado en ningún momento. Alguien podría decir que quería hacer difusión de la huelga, y respondemos que aquí lo único que ha pasado es que se ha hecho él difusión de sí mismo a costa de la huelga, que es muy diferente. Esta es la manera de hacer de los parlamentarios, la instrumentalización de las luchas de los trabajadores para cultivar el personalismo y hacerse campaña. Si hubiera planteado abiertamente, escucha, que puede entrar conmigo pero a cambio me dedicaré a darme bombo por este hecho y apareceréis vinculados a unas siglas determinadas, todo el mundo hubiera visto claro que no se había de entrar. Pero se ha dejado de contar la segunda parte, casualmente. De hecho, el único que ha sacado algo de entrar en el Ayuntamiento es precisamente el concejal que "desinteresadamente" se ha prestado a hacernos entrar ... Para poder darse bombo, descaradamente y desde el primer minuto. Es una lección que no es nueva, probablemente un episodio a vivir para poderlo superar y que desgraciadamente estirará aún a bastantes grupos de trabajadores antes de que se conforme de forma general el aprendizaje de que no podemos esperar nada de las instituciones y de los parlamentarios más que la instrumentalización impúdica de las luchas de los trabajadores.

En fin, después de dar vueltas de despacho en despacho, los compañeros que han entrado han hablado con el primer teniente de alcalde, que para sorpresa de todos (o no) ha mostrado un completo desconocimiento de la situación e incluso de las reuniones que nos consta que el Ayuntamiento ha mantenido ya con L'Auditori, limitándose a apelar a la legislación de contención presupuestaria que, según él, impide a las empresas dependientes de la administración el hacer fijos a los trabajadores subcontratados.

No es de extrañar ya que hablamos de los mismos que afirmaron que no entrarían en "política" un mes y medio antes de organizar una candidatura al Ayuntamiento, de los que afirmaron que no renovarían el contrato con Movistar y luego lo hicieron, los que en el discurso de investidura y de cara a la galería usan el adverbio "inmediatamente" y luego pasan de todo.

En conclusión, ha sido como hablar con una pared que nos ha dicho que no era posible contratar directamente y que, en todo caso, pensáramos en hacer una cooperativa. Eso sí, que teníamos que estar contentos de que nos hubieran atendido, que esto no ocurría en el Ayuntamiento hasta que han llegado ellos ... En realidad, bajo la apariencia de haber "entrado" y "hablado" hemos tenido el mismo resultado que cuando el piquete policial de debajo de la puerta nos ha cerrado la entrada, el mismo resultado pero de una manera más sibilina y una apariencia más engañosa. Hay que detenerse a sacar una lección también sobre la propuesta del primer teniente de alcalde en relación a hacer una cooperativa, la misma propuesta que hicieron el Gerente de L'Auditori, que hizo el Jefe de los Servicios Territoriales del Departamento de Empresa o, que hizo el representante de Barcelona en Comú, etc., es decir, que los trabajadores conformen una empresa cooperativa a través de la cual perdamos algo tan importante como la misma posibilidad de hacer huelga y, además, tengamos que competir en las licitaciones con los precios a la baja de las otras empresas (ya sean sociedades anónimas, limitadas o cooperativas), empujando nosotros mismos las condiciones a la baja. Todos están de acuerdo en ofrecer este regalo envenenado que mataría dos pájaros de un tiro: aseguraría la rebaja de condiciones de una manera tanto o más efectiva que el actual sistema y privaría a los trabajadores de la posibilidad de hacer huelga.

En cualquier caso es con las acciones reales y no con los compromisos vacíos o los retuits con lo que cada uno tiene que demostrar en qué lado de la barricada está. Mientras las administraciones responsables no asuman las reclamaciones para resolver el conflicto, nosotros, SEGUIREMOS EN HUELGA ...

 

 

La vaga dels companys del Liceu i L'Auditori continua. En el concert d'ahir, 53è dia de vaga dels acomodadors de L'Auditori i 18è dels del Liceu, companys solidaris del SUT han desplegat una pancarta i han distribuit octavetes dins la sala del Gran Teatre. Podeu veure el vídeo aquí.
Mentrestant el nou Ajuntament de Barcelona, investit amb els vots de BeC, CUP, PSC i ERC, i últim responsable de L'Auditori i part implicada al Liceu, segueix sense respondre a les reitarades peticions del Comitè de Vaga per a que s'assegui a la negociació. La vaga continuarà tot el temps que calgui!

-----------------------------------------------------

La huelga de los compañeros del Liceu y L'Auditori continúa. En el concierto de ayer, 53º día de huelga de los acomodadores de L'Auditori y 18ª de los del Liceu, compañeros solidarios del SUT han desplegado una pancarta y han distribuido octavillas dentro de la sala del Gran Teatro. Podéis ver el vídeo aquí.
Mientrastanto el nuevo Ayuntamiento de Barcelona, investido con los votos de BeC, CUP, PSC y ERC, y último responsable de L'Auditori y parte implicada en el Liceu, sigue sin responder a las reitaradas peticiones del Comité de Huelga para que se siente en la negociación. La huelga continuará todo el tiempo que haga falta!

Hem rebut aquest correu per part d'un director d'una escola (cal recordar que la direcció del centre té també personal subcontractat i és el responsable de la continuïtat o no dels interins, etc.) que creiem interessant publicar, juntament amb la nostra resposta, a la nostra web:


Hola,
Com he fet a les altres parts amb responsabilitat en aquest conflicte laboral, ara em dirigeixo a vosaltres.
He observat la molt encertada imatge que heu triat a la web. El famós quadre de Pellizza. En el quadre hi ha en molt primer pla, una mare i un nen.
Si fos possible, estarieu disposat a fer algun gest negociador per no convertir en "dany col·lateral" la molta feina de 3500 nens i nenes de la ciutat, la dels seus mestres de música i la il·lusió de les seves famílies?
Disculpeu l'atreviment, sóc un simple director d'una petita escola pública ***, si esteu a temps reconsidereu el plantejament.
El seny també ens farà lliures i qui sap si fins i tot no és una mala  decisió estratègica?

Moltes gràcies.

Atentament,

--------------------------------------------

Vagi per davant que l'assemblea de treballadors d'ahir va encomanar al Comitè de Vaga que reclami a L'Auditori i a l'Ajuntament que, un cop es resolgui el conflicte, es reprogramin les cantànies que s'havien suspès i el concert "ara et toca a tu".

Et remetem també al comunicat del Comitè de Vaga:

http://www.sindicatosut.org/index.php/luchas/470-ultims-esdeveniments-de-la-vaga-del-liceu-i-l-auditori-ultimos-acontecimientos-de-la-huelga-del-liceo-y-l-auditori

Un cop dit això volem fer-te com a sindicat la següent reflexió.

Parles de les "parts responsables" i creiem que és de cínics equiparar una part que no es juga el propis diners, que utilitza vigilants de seguretat i que té a les forces armades al seu costat, amb una altra part que ha de renunciar al propi salari, que ha de posar en joc la seva pròpia integritat física en la reivindicació i que reclama que es respectin els seus drets laborals mentre són trepitjats els seus drets fonamentals.

Els vaguistes porten 44 dies sense cobrar. Durant 44 dies hem vist com els vaguistes eren substituïts per policia privada i s'imposava aquest fet fent ús de la repressió policial.

No hem vist cap pronunciament des de les direccions de les escoles per tal de que es deixi de vulnerar el dret de vaga ni tampoc per què no es porti als nens a cantar a un lloc que sembla més una presó que un auditori. No hem vist cap pronunciament des de les direccions de les escoles en el sentit de recolzar la Caixa de resistència dels treballadors. Això malgrat que les direccions sabeu perfectament de la situació des del primer moment.

Durant aquest temps, sí que hem vist com es portava als nens a fer concerts a una sala en què s'estava aixafant uns treballadors en vaga i se'ls ensenyava que el correcte era passar per sobre d'aquests treballadors que lluiten contra la subcontractació i la precarietat laboral. Aquesta és la "il·lusió" que cultiveu en els nens. I aquesta il·lusió és pur verí pels que demà no trobaran una feina que els permeti arribar a final de mes i no podran exercir el dret de vaga precisament perquè avui s'ha trepitjat els que lluitaven per a què això sigui possible.

L'Auditori i vosaltres pensàveu que la vaga seria trepitjada sense més i per això estàveu tranquils, confiats de que el més fort acabaria aixafant els nostres companys. Per això no heu fet res perquè us semblava la mar de bé.

La mare i el nen que apareixen al nostre logo formaven part i marxaven al capdavant del proletariat agrícola del nord d'Itàlia que lluitava per una nova societat sense classes.

Nosaltres lluitem perquè aquests nens i tota la nostra classe no haguem d'arrossegar-nos pidolant unes engrunes per tal de seguir treballant per l'enriquiment d'un altre.

No tenim res més a afegir.


Solidaritat i Unitat dels Treballadors


 

(más abajo en castellano)

Després de 43 dies en vaga indefinida en lluita perquè s'assumeixi els treballadors com a fixos de plantilla i després que els treballadors del servei de sala del Liceu, també subcontractats per Manpower, s'hi hagin unit, el Jutjat Social número 9 de Barcelona ha donat la raó als vaguistes en relació a la substitució de la que vénen sent objecte des de l'inici de la vaga, exercida pel personal propi de L'Auditori i de personal armat de seguretat. Aquesta substitució no era només una clara vulneració del seu dret a vaga sinó també un risc per a la seguretat del públic, en tant que no hi havia personal format per a l'evacuació de l'edifici en cas d'emergència. Adjuntem la part dispositiva de l'Auto que estima parcialment les mesures cautelars sol·licitades.


Així les coses, L'Auditori ha hagut de suspendre totes les activitats previstes començant pel concert que s'havia de fer divendres, encara que no ho va notificar al públic fins just abans de començar el concert, malgrat conèixer-ho des de bon matí, en una acció que clarament perseguia que el públic es tornés contra els vaguistes, però que per sort va topar amb més gent solidària i comprensiva amb la situació de la que s'esperaven. Aquesta actitud ha sigut el modus operandi de l'Auditori des del primer dia de la vaga: ha intentat culpabilitzar d'aquesta situació els vaguistes, quan ha estat precisament l'actitud de L'Auditori, el Liceu i Manpower la que ha abocat els treballadors a la vaga. No content amb això, s'ha dedicat a vulnerar-ne el dret a vaga mitjançant la substitució il·legal dels vaguistes, per després posar en perill públic i músics realitzant els concerts sense les mesures de seguretat adequades, ha desatès l'informe d'Inspecció de Treball i ha portat al límit les conseqüències de l'auto judicial avisant a última hora de la suspensió del concert "Et toca a tu" després d'haver fet venir un autobús sencer des d'Igualada, deixant que nens entressin a la sala i que els pares fessin cua a la porta abans d'avisar de la suspensió.


L'Auto del jutjat arriba després que els acomodadors portin 43 dies en vaga (que òbviament no cobraran) i després de setmanes en què existeix un informe d'Inspecció de Treball que recull la vulneració referida i a la què L'Auditori ha fet cas omís fins que el jutjat no s'ha pronunciat. Podeu accedir a l'informe d'Inspecció aquí.

Si L'Auditori hagués respectat el dret de vaga dels companys des de l'inici de la vaga aquesta ja s'hauria acabat a dia d'avui, de manera que les suspensions d'actes actuals són únicament conseqüència de la irresponsabilitat i prepotència de la direcció de L'Auditori.

La reivindicació que persegueixen tant els vaguistes del Liceu com els de L'Auditori és que se'ls assumeixi com a fixos de plantilla de les empreses principals i que se'ls apliqui el conveni del sector, i aquestes reivindicacions tan bàsiques, malgrat el que hagi aparegut a la premsa, no han estat assumides per cap de les empreses a la taula de negociació. La lluita dels companys i companyes dels serveis d'acomodació del Liceu i L'Auditori s'emmarca dins de la lluita general contra la subcontractació que és una xacra que patim molts treballadors avui en dia i que si no enfrontem patiran els nens i nenes d'avui que són els treballadors de demà.


Dins dels espectacles que hi havia previstos i que L'Auditori ha suspès hi ha cinc Cantànies i el concert "Et Toca a Tu". El Comitè de Vaga exigirà a L'Auditori que, un cop s'acabi la vaga, es tornin a programar els concerts adequadament a càrrec de L'Auditori. Als que us heu vist afectats per la suspensió us demanem que reclameu a L'Auditori que assumeixi les reivindicacions dels vaguistes per poder desencallar el conflicte i reprogramar els actes suspesos en la major brevetat possible. El Comitè de Vaga ja ha sol·licitat formalment la presència de representants del nou executiu de l'Ajuntament de Barcelona i de la Generalitat a la propera reunió amb les empreses, com a últims responsables tant de L'Auditori com del Liceu, i per tant capacitats per resoldre la situació assumint la taula reivindicativa exposada.


Després de l'extensió de la vaga al Liceu, i probablement ben aviat a altres centres, i amb l'efectiva aturada a L'Auditori després de 43 dies de substitució, esperem que finalment es pugui fer arribar a bon port la reivindicació i acabar amb la subcontractació al Liceu i a L'Auditori.


------------------------------------------------------------------------------------

 

Después de 43 días en huelga indefinida en lucha para que se asuma a los trabajadores como fijos de plantilla y después de que los trabajadores del servicio de sala del Liceo, también subcontratados por Manpower, se hayan unido, el Juzgado Social número 9 de Barcelona ha dado la razón a los huelguistas en relación a la sustitución de la que vienen siendo objeto desde el inicio de la huelga, ejercida por el personal propio de L'Auditori y de personal armado de seguridad. Esta sustitución no era sólo una clara vulneración de su derecho a huelga sino también un riesgo para la seguridad del público, en tanto que no había personal formado para la evacuación del edificio en caso de emergencia. Adjuntamos la parte dispositiva del Auto que estima parcialmente las medidas cautelares solicitadas.


Así las cosas, L'Auditori ha tenido que suspender todas las actividades previstas empezando por el concierto que debía hacerse el viernes, aunque no lo notificó al público hasta justo antes de empezar el concierto, a pesar de conocerlo desde la mañana, en una acción que claramente perseguía que el público se volviera contra los huelguistas, pero que por suerte se topó con más gente solidaria y comprensiva con la situación de la que se esperaban. Esta actitud ha sido el modus operandi de L'Auditori desde el primer día de la huelga: ha intentado culpabilizar de esta situación a los huelguistas, cuando ha sido precisamente la actitud de L'Auditori, el Liceo y Manpower la que ha abocado a los trabajadores a la huelga. No contento con ello, se ha dedicado a vulnerar su derecho a huelga mediante la sustitución ilegal de los huelguistas, para luego poner en peligro a público y músicos realizando los conciertos sin las medidas de seguridad adecuadas, ha desatendido el informe de Inspección de Trabajo y ha llevado al límite las consecuencias del auto judicial avisando a última hora de la suspensión del concierto "Et toca a tu" después de haber hecho venir un autobús entero desde Igualada, dejando que los niños entraran a la sala y que los padres hicieran cola en la puerta antes de avisar de la suspensión.


El Auto del juzgado llega después de que los acomodadores lleven 43 días en huelga (que obviamente no cobrarán) y después de semanas en las que existe un informe de Inspección de Trabajo que recoge la vulneración referida ya la que L'Auditori ha hecho caso omiso hasta que el juzgado no se ha pronunciado. Podéis acceder al informe de Inspección aquí.

Si L'Auditori hubiera respetado el derecho de huelga de los compañeros desde el inicio de la huelga esta ya se habría acabado a día de hoy, por lo que las suspensiones de actos actuales son únicamente consecuencia de la irresponsabilidad y prepotencia de la dirección de L'Auditori.

La reivindicación que persiguen tanto los huelguistas del Liceo como los de L'Auditori es que se les asuma como fijos de plantilla de las empresas principales y que se les aplique el convenio del sector, y estas reivindicaciones tan básicas, a pesar de lo que haya aparecido en la prensa, no han sido asumidas por ninguna de las empresas en la mesa de negociación. La lucha de los compañeros y compañeras de los servicios de acomodación del Liceo y L'Auditori se enmarca dentro de la lucha general contra la subcontratación que es una lacra que padecemos muchos trabajadores hoy en día y que si no enfrentamos sufrirán los niños y niñas de hoy que son los trabajadores de mañana.


Dentro de los espectáculos que había previstos y que el Auditori ha suspendido hay cinco Cantànies y el concierto "Et toca a tu". El Comité de Huelga exigirá a L'Auditori que, una vez termine la huelga, se vuelvan a programar los conciertos adecuadamente a cargo de L'Auditori. A los que os habéis visto afectados por la suspensión os pedimos que reclaméis a L'Auditori que asuma las reivindicaciones de los huelguistas para poder desatascar el conflicto y reprogramar los actos suspendidos en la mayor brevedad posible. El Comité de Huelga ya ha solicitado formalmente la presencia de representantes del nuevo ejecutivo del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat en la próxima reunión con las empresas, como últimos responsables tanto de L'Auditori como del Liceo, y por tanto capacitados para resolver la situación asumiendo la tabla reivindicativa expuesta.


Después de la extensión de la huelga al Liceo, y probablemente muy pronto a otros centros, y con la efectiva parada en el Auditori después de 43 días de sustitución, esperamos que finalmente se pueda hacer llegar a buen puerto la reivindicación y terminar con la subcontratación en el Liceo y L'Auditori.

 

(més avall en català)

Mientras la huelga progresa y se extiende, hay unos cuantos mercenarios dispuestos a arrastrarse para hacer de esquiroles en la sala de conciertos de L’Auditori. El informe de Inspección de Trabajo que adjuntamos relata las manifestaciones del gerente de L’Auditori y el montaje que se hace en el interior para intentar minimizar el impacto de la huelga sustituyendo a los huelguistas.

Se está abriendo al público una sala con 15 vigilantes de seguridad armados con porras, una sala que tiene un aforo de 2200 espectadores y en la que el equipo de evacuación está ausente porque está en huelga.

¡No hay pero esclavo, que el que defiende al amo!

-----------------------------------------------------------------------

Mentre la vaga progressa i s’estén, hi ha uns quants mercenaris disposats a arrossegar-se per fer d’esquirols a la sala de concerts de L’Auditori. L’informe d’Inspecció de Treball que adjuntem relata les manifestacions del gerent de L’Auditori i el muntatge que es fa a l’interior per intentar minimitzar l’impacte de la vaga, substituint els vaguistes.

S’està obrint al públic una sala amb 15 vigilants de seguretat armats amb porres, una sala que té un aforament per 2200 espectadors i en la que l’equip d’evacuació està absent perquè està en vaga.

No hi ha pitjor esclau, que el que defensa a l’amo!

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (informe inspeccio sense noms auditori.pdf)informe inspeccio sense noms[ ]1048 kB

(más abajo en castellano)

Piquet conjunt dels vaguistes del Liceu i de L’Auditori recorre els carrers de Barcelona

 

Ahir, primer dia de vaga dels companys del Liceu i número 35 dels companys de L’Auditori, un piquet conjunt amb la solidaritat de militants de SUT i treballadors d’altres vàries empreses vam recórrer diversos centres aturant-nos a assenyalar als veritables responsables de la subcontratació: l’Ajuntament i la Generalitat. Després de realitzar el piquet informatiu a l’entrada del Liceu, les dues plantilles d’acomodació es van dirigir en manifestació cap a L’Auditori per realitzar allà el piquet informatiu a la sortida. En l’Assemblea de Treballadors realitzada en acabar, els vaguistes van poder intercanviar impressions sobre un dia tant important per tots. També es va poder realitzar una explicació detallada de la reunió mantinguda pel matí amb Manpower, Liceu i L’Auditori. La següent reunió es farà el dimarts per la tarda però ni la vaga ni els piquets pararan, donat que els vaguistes no han cedit als cants de sirena de les empreses principals que pressionaven per suspendre la vaga.

 

Per l’extensió de la vaga a tots els serveis subcontractats, empreses i sectors!

 

----------------------------------------------------------------------------

 

Piquete conjunto de los huelguistas del Liceu y de L’Auditori recorre las calles de Barcelona

 

 

Ayer, primer día de huelga de los compañeros del Liceu y 35º de los compañeros de L’Auditori, un piquete conjunto con la solidaridad de militantes de SUT y trabajadores de otras varias empresas recorrieron varios centros deteniéndonos a señalar a los verdaderos responsables de la subcontractación: el Ayuntamiento y la Generalitat. Luego de realizar el piquete informativo en la entrada del Liceu, las dos plantillas de acomodación se dirigieron en manifestación hacia L’Auditori para realizar allí el piquete informativo a la salida. En la Asamblea de Trabajadores realizada al acabar los huelguistas pudieron intercambiar impresiones sobre un día importante para todos. También se pudo realizar una explicación detallada de la reunión mantenida por la mañana con Manpower, Liceu y L’Auditori. La siguiente reunión se hará el martes por la tarde pero ni la huelga ni los piquetes pararán, dado que los huelguistas no han cedido a los cantos de sirena de las empresas principales que presionaban para que suspendiera la huelga.

 

¡Por la extensión de la huelga a todos los servicios subcontratados, empresas y sectores!

 

 

    Compañeros: el equipo directivo de este centro lleva tres años impidiendo el raquítico derecho de los trabajadores docentes de votar la Programación General Anual (PGA), a pesar de que “sus leyes” son claras y tajantes al respecto: los profesores deciden sobre todos los aspectos educativos del centro, que deben concretarse en la PGA. El Equipo Directivo del IES José Saramago no solo ha impedido la votación de la PGA cuando algunos trabajadores se lo han exigido con los irrebatibles textos legales en la mano, sino que han llegado al extremo de amenazar con una sanción a una compañera por supuestamente no cumplir con un plan de trabajo al que, según ellos, estaba obligada, por estar en la misma PGA que ellos impedían que se aprobara. Y con todo cinismo, han asegurado que el servicio de inspección avalaba sus planteamientos. La propia Jefa de Inspección de la DAT Este, sin embargo, ha negado por escrito tal extremo y les ha obligado a pasar a votación la PGA, advirtiéndoles que inspeccionará sus futuras actas (vedlo en el documento adjunto). Ante una situación de este tipo, debéis preguntaros: ¿a qué se debía este empeño en impedir que se votara la PGA?  Se debe a que los planes de trabajo solo son obligatorios si están aprobados en la PGA, por lo que un grupo de trabajadores del centro se han ido organizando para pedir que se retiren determinados planes que solo servían para aumentar la carga laboral de los docentes y la presión sobre los alumnos y sus familias. Hay que recordar que en los últimos años se han perdido en torno a 80.000 puestos de trabajo en el sector educativo estatal, lo que supone que muchos de nuestros compañeros interinos se han visto en la calle (y muchos de los que aún trabajan se ven obligados a coger los más difíciles puestos “voluntarios” o jornadas reducidas, todo ello a cambio del premio de no cobrar el verano), que otros compañeros han salido y están saliendo desplazados de sus centros, que se precariza la situación de los docentes en expectativa, que los compañeros con más de 55 años ven eliminado su raquítico derecho a reducir dos o tres horas su horario lectivo y que a todos los que trabajan les han aumentado las horas lectivas, la ratio de alumnos por aula y el número total de chavales a los que dan clase cada uno. Supone también que los centros se atestan de chavales a cargo de cada vez menos adultos, lo que dificulta la convivencia y aumenta las tensiones, a veces con consecuencias tan trágicas como la que se ha vivido recientemente el IES Ciudad de Jaén, con el suicidio de una alumna. Y, por supuesto, también significa que en muchos centros han desparecido desdobles, aulas de enlace, planes de apoyo y laboratorios de todo tipo. Dado que los docentes no son robots, estas condiciones les estresan y agotan, y más allá de toda buena voluntad, les impiden tener el mínimo de energías y tiempo para atender como desearían a sus alumnos. El empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores docentes tiene un impacto directo y material en las condiciones de convivencia y educativas de los chavales, que necesitarían clases con menos alumnos, centros menos atestados y un ambiente más relajado, con docentes descansados y receptivos, como contrapartida del agobio social en que tienen que desenvolverse. ¿No debería ser este el primer objetivo de cualquier equipo directivo? ¿No deberían, entonces, usar su cargo para oponerse activamente a los recortes, en lugar de dedicarse a aumentarlos con más carga para los docentes y más vigilancia y desconfianza hacia los trabajadores, por no hablar de la persecución a que someten a quienes se atreven a oponérseles?

Adjuntos:
Descargar este archivo (SIE-IESJoseSaramago.pdf)Comunicado Inspección[La organización obliga a Inspección a quitar la razón a su Jefatura de Personal]117 kB

Al igual que hace unos meses con el caso del instituto de Barcelona, ahora con la tragedia de la chica de 16 años que se ha suicidado, los medios burgueses se empeñan en hurgar morbosamente en supuestos rasgos individuales “del caso”, se lanzan a la caza del chivo expiatorio más conveniente y concluyen pidiendo, como de paso, el endurecimiento de todo tipo de medidas disciplinarias. Por inconcebibles y dolorosas que nos parezcan estas situaciones, estas se dan porque los niños y jóvenes son naturalmente permeables al ambiente general de constante agobio, sofocante estrechez, completa inseguridad y aplastante falta de alternativas en que los trabajadores vivimos día a día, en nuestras casas, en nuestros barrios y, por supuesto, en nuestros coles. Los jóvenes y niños son especialmente sensibles a la contradicción insoportable entre el agobio y la falta de expectativa de mejora en nuestras reales condiciones laborales y vitales, por un lado, y la hinchazón interesadamente inducida de las más estériles fantasías individualistas, por otro.

En lugar de preguntar por qué no hay medios suficientes en los institutos a los que acuden los hijos de los trabajadores, los voceros de la burguesía (cuyos hijos van a coles bien distintos), se rasgan las vestiduras con el acoso escolar y nos preguntan qué pasa con esta juventud, qué pasa con la educación y los colegios. En los colegios e institutos a los que acuden los hijos de la clase trabajadora, precisamos nosotros, pasa exactamente lo mismo que, por ejemplo, en los hospitales a los que van los trabajadores. En los últimos puedes morir esperando que te operen o que se decidan a darte un medicamento que no puedes pagar. En los primeros, la desaparición de 80.000 puestos de trabajo, de becas de comedor y de programas de apoyo, significa que es imposible una convivencia mínimamente sana en cuchitriles feos, viejos y sucios donde hacinan a miles de niños que precisarían de un ambiente menos sofocante, más relajado, a cargo de más adultos (y estos últimos agobiados de sobretrabajo), como mínima ayuda y contrapartida del ambiente social en que ellos y sus familias están obligados a desenvolverse. ¿Por qué no hay medios suficientes en los colegios e institutos a los que acuden los hijos de la clase trabajadora? Porque en el capitalismo, y sin oposición clasista organizada, los trabajadores, y también sus hijos, tienen que hacer todo tipo de sacrificios para asegurar la ganancia de las empresas.

La vaga és un fet a L’Auditori des de fa un mes i l’extensió de la vaga al Liceu és un gran pas endavant. L’extensió de la vaga i la solidaritat és un gran resultat de la tenacitat dels vaguistes de L’Auditori i de la determinació del personal de sala del Liceu que ha reconegut en la lluita dels acomodadors de L’Auditori la seva pròpia lluita.

D’acord amb el mandat de les Assemblees de Liceu i L’Auditori de 19 i 26 de maig, la secció sindical de SUT a MGS ha registrat la convocatòria de vaga indefinida a partir del 4 de juny de 2015 a tot Manpower Group Solutions per tal de facilitar que s’hi puguin sumar la resta de centres i companys/es.

Amb aquesta convocatòria, qualsevol grup de treballadors o centre de Manpower pot unir-se als seus companys en vaga per la lluita conjunta contra la subcontractació i per la millora de les nostres condicions laborals.

La taula reivindicativa unificada és la següent:

-Passar a ser contractats directament per l’empresa principal del centre de treball i específicament, per part de Fundació del Gran Teatre del Liceu en el cas del Gran Teatre del Liceu i del Consorci de L’Auditori i L’Orquestra en el cas del centre de L’Auditori de Barcelona.
-Reconeixement dels Convenis d’aplicació d’acord amb l’activitat del centre i, específicament, del Conveni de Locals i Espectacles en el cas dels centres del Gran Teatre del Liceu i de L’Auditori de Barcelona.
-Retorn a les operatives prèvies a les modificacions en termes de número de treballadors presents per cada sala, d’entrada i sortida conjunta de tota la plantilla així com d’ampliació de la reserva de personal que no treballa en el quadrant per a un mateix dia de funció estandard amb l’objectiu de recuperar la flexibilitat en la disponibilitat.
-Consulta i respecte de les disponibilitats de cada treballador.
-Readmissió de la treballadora acomiadada injustament en represàlia per les protestes dels treballadors del servei d’acomodació de L’Auditori.
-Compromís per part de l’empresa de que no hi haurà represàlies pel fet d’exercir el dret fonamental a la vaga i, concretament, el pas a fixos dels treballadors que estiguin en període de prova o contractats per la ETT.
-Posada a disposició del personal per part de les empreses de vestuari adequat a l’estació de l’any així com equipament adequat.

El Comitè de Vaga conjunt el formen el membres designats per les Assemblees de Liceu i L’Auditori, sense perjudici, d’afegir-hi els companys designats pels centres que decideixen unir-se a la vaga.

Us animem a tots a unir-vos a la vaga!

Contacteu amb: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fora ETTs i subcontractes!
La nostra millor arma: la solidaritat!

 

----------------------------------------------------

La huelga es un hecho en L'Auditori desde hace un mes y la extensión de la huelga en el Liceu es un gran paso adelante. La extensión de la huelga y la solidaridad es un gran resultado de la tenacidad de los huelguistas de L'Auditori y de la determinación del personal de sala del Liceo que ha reconocido en la lucha de los acomodadores de L'Auditori a su propia lucha.

De acuerdo con el mandato de las Asambleas de Liceo y L'Auditori de 19 y 26 de mayo, la sección sindical de SUT a MGS ha registrado la convocatoria de huelga indefinida a partir del 4 de junio de 2015 en todo Manpower Group Solutions para facilitar que se puedan sumar el resto de centros y compañeros/as.

Con esta convocatoria, cualquier grupo de trabajadores o centro de Manpower puede unirse a sus compañeros en huelga para la lucha conjunta contra la subcontratación y por la mejora de nuestras condiciones laborales.

La tabla reivindicativa unificada es la siguiente:

-Pasar a ser contratados directamente por la empresa principal del centro de trabajo y específicamente, por parte de Fundación del Gran Teatro del Liceo en el caso del Gran Teatro del Liceo y del Consorci de L'Auditori i l'Orquestra en el caso del centro de L'Auditori de Barcelona.
-Reconocimiento de los Convenios de aplicación de acuerdo con la actividad del centro y, específicamente, del Convenio de Locales y Espectáculos en el caso de los centros del Gran Teatro del Liceo y de L'Auditori de Barcelona.
-Retorno a las operativas previas a las modificaciones en términos de número de trabajadores presentes para cada sala, de entrada y salida conjunta de toda la plantilla así como de ampliación de la reserva de personal que no trabaja en el cuadrante para un mismo día de función estándar con el objetivo de recuperar la flexibilidad en la disponibilidad.
-Consulta y respeto de las disponibilidades de cada trabajador.
-Readmisión de la trabajadora despedida injustamente en represalia por las protestas de los trabajadores del servicio de acomodación del Auditori.
-Compromiso por parte de la empresa de que no habrá represalias por el hecho de ejercer el derecho fundamental a la huelga y, concretamente, el paso a fijos de los trabajadores que estén en periodo de prueba o contratados por la ETT.
-Puesta a disposición del personal por parte de las empresas de vestuario adecuado a la estación del año así como equipamiento adecuado.

El Comité de Huelga conjunto lo forman los miembros designados por las Asambleas de Liceo y L'Auditori, sin perjuicio, de añadir los compañeros designados por los centros que deciden unirse a la huelga.

Os animamos a todos a uniros a la huelga!

Contactad con: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuera ETTs y subcontratas!
Nuestra mejor arma: la solidaridad!

 

A tota la classe obrera

Si a qualsevol de nosaltres algú ens fiqués la mà a la butxaca per treure'ns la cartera, li deixaríem que ens robés sense oposar-nos-hi? Evidentment no, però, llavors... per què hem de permetre que la Patronal ens robi el nostre temps, el nostre salari, les nostres condicions, la nostra vida i la dels nostres?
Pot ser que sols no poguéssim evitar que ens treguin la cartera en el primer exemple i el mateix passa a la feina, però col·lectivament podem parar els peus a l'empresari: l'acció organitzada i decidida dels treballadors pot permetre'ns plantar cara als abusos de la Patronal. Això és el que estan fent els companys acomodadors de l'Auditori de Barcelona i per això la seva lluita reclama tot el suport de la resta de la classe obrera.

“la Llei ens burla i l’Estat oprimeix i sangra al productor, ens dóna drets irrisoris, no hi ha deures del senyor”

Aquesta estrofa de La Internacional descriu bé el que ha passat el dijous 21 de maig de 2015 quan els Mossos d'Esquadra han desallotjat el piquet informatiu conformat per vaguistes i treballadors solidaris que havien acudit de diverses empreses. El motiu no era ni tan sols cap pretès "dret al treball" (eufemisme per al "dret a rebentar la vaga") ja que el 100% de la plantilla dels acomodadors segueix la vaga indefinida. El motiu formal era garantir l'"espectacle". Però quina cultura pot néixer de l'explotació del treball assalariat, de la subcontractació i de la repressió policial? L'única cultura és una cultura tòxica i podrida, la cultura del Capital i de la militarització de la societat. El motiu real era garantir el negoci i que L'Auditori pogués realitzar el concert amb policia privada a l'interior substituint als vaguistes i això és el que va imposar a l'exterior la policia pública: l'Estat al servei de la Patronal. Aquest dijous els Mossos han exercit la violència directa contra els treballadors per emparar l'esclavitud i el robatori, han mostrat per enèsima vegada el seu veritable rostre.
 El lliure desenvolupament de la relació de forces entre els assalariats i la Patronal es posaria inevitablement a favor de la classe assalariada ja que som l'aclaparadora majoria i som els que produïm el seu guany: si nosaltres parem, els nostres xucla-sangs no poden seguir vivint del nostre treball. Per això, la Patronal necessita una força que controli, il·legalitzi i reprimeixi les reivindicacions dels assalariats. Aquesta força és l'Estat burgès amb els seus tribunals, Policia, Exèrcit, Seguretat Social, Sistema Educatiu, etc. que són els encarregats de encadenar als treballadors al jou de l'explotació, de la impotència i de la resignació.
 Quan diem que l'Estat està al servei de la Patronal, ho diem perquè és la crua realitat amb la qual topem una vegada sí i una altra també... Mentre subsisteixi el treball assalariat i la llei del valor, la "democràcia" (orgànica, parlamentària o popular) consisteix i consistirà només en això: és el teatre impúdic pel qual l'interès de la burgesia es disfressa d'interès general mentre que els interessos de la classe obrera es proscriuen i es posen al marge de la llei.


El dret és la força per imposar-lo

És igual que es reconegui formalment el dret de vaga, són igual els rius de tinta altisonants sobre el dret a no ser substituït: a l'hora de la veritat els mercenaris públics i privats de la Patronal són allà per imposar l'esquirolatge extern o per realitzar-lo ells mateixos. Un cos policial és un piquet de la Patronal...
    
Només se’n pot treure una lliçó: tot això és paper mullat si no tenim la força per fer-lo valer. L'oxigen de la lluita obrera és la seva extensió: l'extensió de la solidaritat, la paralització de la producció a gran escala.
Durant unes hores el piquet informatiu va defensar el seu dret a que ningú realitzés les seves funcions mentre es troba declarada la vaga, contra els cants de sirena d'uns i les amenaces velades d'altres, i això és una fita que ningú pot arrabassar als treballadors. Tampoc se'ns pot arrabassar la decisió i fortalesa demostrada pels vaguistes en els 22 dies que dura la vaga: seguirem lluitant.

-TOTS A FIXOS A L'EMPRESA PRINCIPAL.
-FORA LES SUBCONTRACTES I ETT'S.
-PROU PERÍODES DE PROVA FRAUDULENTS I PROU CONTRACTES TEMPORALS.
-PROU REPRESÀLIES ANTISINDICALS I CONTRA LES RECLAMACIONS DELS TREBALLADORS.

Per l’extensió de la lluita a tots els serveis subcontractats i sectors!
La nostra millor arma és la solidaritat!

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A toda la clase obrera

¿Si a cualquiera de nosotros alguien nos metiera la mano en el bolsillo para quitarnos la cartera, le dejaríamos que nos robara sin oponernos a ello? Evidentemente no, pero, entonces... ¿por qué debemos permitir que la Patronal nos robe nuestro tiempo, nuestro salario, nuestras condiciones, nuestra vida y la de los nuestros?
Puede que solos no pudiéramos evitar que nos quiten la cartera en el primer ejemplo y lo mismo ocurre en el trabajo, pero colectivamente podemos parar los pies al empresario: la acción organizada y decidida de los trabajadores puede permitirnos plantar cara a los abusos de la Patronal. Esto es lo que están haciendo los compañeros acomodadores de L’Auditori de Barcelona y por esto su lucha reclama todo el apoyo del resto de la clase obrera.

“la Ley nos burla y el Estado oprime y sangra al productor, nos da derechos irrisorios, no hay deberes del señor”

Esta estrofa de La Internacional describe bien lo que ha sucedido el jueves 21 de mayo de 2015 cuando los Mossos de Esquadra han desalojado el piquete informativo conformado por huelguistas y trabajadores solidarios que habían acudido de varias empresas. El motivo no era ni siquiera ningún pretendido “derecho al trabajo” (eufemismo para el “derecho a reventar la huelga”) dado que el 100% de la plantilla de los acomodadores sigue la huelga indefinida. El motivo formal era garantizar el “espectáculo”. ¿Pero qué cultura puede nacer de la explotación del trabajo asalariado, de la subcontratación y de la represión policial? La única cultura es una cultura tóxica y podrida, la cultura del Capital y de la militarización de la sociedad. El motivo real era garantizar el negocio y que L’Auditori pudiera realizar el concierto con policía privada en el interior sustituyendo a los huelguistas y esto es lo que impuso en el exterior la policía pública: el Estado al servicio de la Patronal. Este jueves los Mossos ejercieron la violencia directa contra los trabajadores para amparar la esclavitud y el robo, mostraron por enésima vez su verdadero rostro.
El libre desarrollo de la relación de fuerzas entre los asalariados y la Patronal se pondría inevitablemente a favor de la clase asalariada dado que somos la aplastante mayoría y somos los que producimos su ganancia: si nosotros paramos, nuestros chupa-sangres no pueden seguir viviendo de nuestro trabajo. Por esto, la Patronal necesita una fuerza que controle, ilegalice y reprima las reivindicaciones de los asalariados. Esta fuerza es el Estado burgués con sus Tribunales, Policía, Ejército, Seguridad Social, Sistema Educativo, etc. que son los encargados de engrilletar a los trabajadores al yugo de la explotación, de la impotencia y de la resignación.
Cuando decimos que el Estado está al servicio de la Patronal, lo decimos porque es la cruda realidad con la que chocamos una vez sí y otra también... Mientras subsista el trabajo asalariado y la ley del valor, la “democracia” (orgánica, parlamentaria o popular) consiste y consistirá sólo en esto: es el teatro impúdico por el cual el interés de la burguesía se disfraza de interés general mientras que los intereses de la clase obrera se proscriben y se ponen al margen de la ley.


El derecho es la fuerza para imponerlo


Da igual que se reconozca formalmente el derecho de huelga, dan igual los ríos de tinta altisonantes sobre el derecho a no ser sustituido: a la hora de la verdad los mercenarios públicos y privados de la Patronal están allí para imponer el esquirolaje externo o para realizarlo ellos mismos. Un cuerpo policial es un piquete de la Patronal.


Sólo se puede sacar una lección: todo esto es papel mojado si no tenemos la fuerza para hacerlo valer. El oxígeno de la lucha obrera es su extensión: la extensión de la solidaridad, la paralización de la producción a gran escala.
Durante unas horas el piquete informativo defendió su derecho a que nadie realizara sus funciones mientras se encuentra declarada la huelga, contra los cantos de sirena de unos y las amenazas veladas de otros, y esto es un logro que nadie puede arrebatar a los trabajadores. Tampoco se nos puede arrebatar la decisión y fortaleza demostrada por los huelguistas en los 22 días que dura la huelga: seguiremos luchando.

-TODOS A FIJOS EN LA EMPRESA PRINCIPAL
-FUERA LAS SUBCONTRATAS Y ETT'S
-BASTA DE PERIODOS DE PRUEBA FRAUDULENTOS Y BASTA DE CONTRATOS TEMPORALES
-BASTA DE REPRESALIAS ANTISINDICALES Y CONTRA LAS RECLAMACIONES DE LOS TRABAJADORES.

Per l’extensió de la lluita a tots els serveis subcontractats i sectors!
La nostra millor arma: la solidaritat!

 

 

SUT , Powered by Joomla! and designed by SiteGround web hosting